Grecia

Los héroes también mueren, y generalmente de mala manera

Archivado en: 

Jacinto Antón www.elpais.com 18/122016

Carlos García Gual repasa en su nuevo libro el final de 25 famosos personajes de los mitos griegos. “No abunda la bella muerte”, subraya el escritor, crítico y traductor.

La última aventura del héroe es su muerte, y a menudo no resulta acorde con su vida. Grandes héroes clásicos han tenido muertes malas, miserables, infames, extrañas y hasta risibles. Al aventurero Jasón, el líder de los Argonautas que consiguieron el Vellocino de Oro, lo mató su propio barco, el viejo Argo, cuando un día que el héroe descansaba a la sombra del navío varado y carcomido le cayó en la cabeza el mástil, que ya es muerte tonta cuando has lidiado con una serpiente monstruosa y con los guerreros spartoi nacidos de los dientes del dragón de Ares.

Torre de los Vientos: la estación meteorológica más antigua del mundo

Archivado en: 

Atenas www.panoramagriego.gr 09/09/2016

Considerada como la estación meteorológica más antigua del mundo, la Torre de los Vientos de Plaka, acaba de abrirse al público y a la comunidad científica, por primera vez en su historia contemporánea, tras ser acabadas las obras de  restauración. Se trata del célebre Horologion (reloj) de Andrónico de Cirro, sito en el recinto arqueológico del Ágora romana, al lado del barrio emblemático de Plaka.
 

El sepulcro de Aristóteles da que pensar

Archivado en: 

Jacinto Antón 14/08/2016 www.elpais.com

El hallazgo de la supuesta última morada del filósofo despierta grandes ilusiones en el pueblecito griego de Olympiada.

El destino o los dioses quisieron que en la carretera de Stavrós a Olympiada, justo en el desvío de entrada al pueblecito junto al que se alzan las ruinas de la vieja Estagira, me encontrara un tejón atropellado. Al arrastrarlo por una pata fuera del asfalto me di cuenta de que estaba más allá de toda ayuda, incluso filosófica. Me pareció una casualidad sorprendente y un buen presagio, no para el tejón, claro. Por la ruta desde Tesalónica, muy poco transitada, iba leyendo a saltos, precisamente, la Historia de los animales, de Aristóteles, más amena que la Metafísica, sobre todo si conduces, y había dado con el controvertido pasaje acerca del tejón. Controvertido porque hay quien sostiene que el estagirita (nació en la antigua Estagira y sin duda es su ciudadano más conocido) sabría mucho de animales pero ignoraba el tejón. Cómo puede eso ser así estando Grecia llena de tejones y siendo tan curioso Aristóteles es algo que no entiendo, pero ahí está la discusión. Pues bien, el párrafo que les decía es uno en el que el filósofo y primer naturalista compara las partes pudendas de la hiena y del trochus, al que algunos (Joshua Katz, Aristotle's Badger) identifican con el tejón. Aristóteles disiente de Herodoro el Heracleota que sostenía que ambos animales disponían de dos juegos de órganos sexuales y que el dicho trochus se podía fecundar a sí mismo, lo que parece un difícil ejercicio de contorsionismo incluso en un tejón atropellado. Fiado en su empirismo (¡) y con la autoridad que le daba ser Aristóteles, nuestro hombre aclaró para la posteridad que el trochus/tejón (?) solo tiene un pudendum, añadiendo una frase digna de los Monty Python: “Pero suficiente ha sido dicho ya de esto”.

El chándal y el olivo

Archivado en: 

Juan Antonio González Iglesias www.elpais.com 3/08/2016

Píndaro enunció que la gloria olímpica perdura más allá de la muerte.

En el mundo antiguo los poetas y los escultores modulan la presencia social de lo divino. Por eso están en el corazón del certamen olímpico. Los atletas victoriosos ceñían sus sienes con una corona de olivo, cortada con una hoz de oro por un joven elegido. Después venían los honores a largo plazo: una estatua o un poema. Aunque ya no estamos en una época literaria, nuestra percepción del olimpismo sigue siendo estatuaria y poética. Queremos seguir teniendo los cuerpos proporcionados de los mármoles helénicos. Y, sin haber leído a Píndaro, anhelamos que se cumpla la promesa de sus odas triunfales. Él fue quien enunció (como los matemáticos enuncian un axioma) que la gloria olímpica perdura más allá de la muerte. En el siglo VI a. C. este poeta tebano representa ideales a la vez arcaicos y aristocráticos, dos líneas fuertes que permanecen agazapadas en el misterio del deporte olímpico, porque las innovaciones sociales y tecnológicas se desvanecen cuando llega el momento de la verdad. Aunque sucede en público, la gloria olímpica sigue siendo un secreto.

¿‘Brexit’ a favor del Partenón?

Archivado en: 

María Antonia Sánchez-Vallejo www.elpais.com 19/07/2016

Una docena de diputados británicos propone devolver a Atenas los mármoles sustraídos en el siglo XIX que se exhiben en Londres.

En julio de 1816, Thomas Bruce, séptimo conde de Elgin, vendió al Estado británico por 35.000 libras de la época una colección de relieves escultóricos procedentes de la Acrópolis de Atenas. Por eso más de la mitad de la decoración del Partenón, el templo del que se extirparon los motivos, debe verse en el Museo Británico de Londres, pese a la insistencia griega en recuperar el patrimonio y completar la exposición del conjunto en Atenas.

Arqueólogos griegos creen haber hallado la tumba de Aristóteles

Archivado en: 

Atenas | EFE www.20minutos.es 26/05/2016

Los arqueólogos creen haber hallado la tumba de Aristóteles en unas excavaciones llevadas a cabo en la antigua ciudad de Estagira. Se basan en unos manuscritos encontrados en el altar. "No tenemos pruebas, pero hay indicios muy fuertes que rozan la certeza".

Arqueólogos griegos creen haber hallado la tumba de Aristóteles en unas excavaciones llevadas a cabo durante más dos décadas en la antigua ciudad de Estagira (norte), el lugar de nacimiento del filósofo. "No tenemos pruebas, pero hay indicios muy fuertes que rozan la certeza", declaró el director de las excavaciones, Konstandinos Sismanidis, a medios locales.

Suscribirse a RSS - Grecia