Buzos se sumergen en historia del puerto del rey Herodes

Vista aerea del puerto de CesáreaCorinne Heller | Cesarea (Israel) | REUTERS 17/06/2006
Por encima de las refulgentes olas a la altura de la ciudad israelí de Cesárea, un grupo de buzos se preparan para comenzar su descenso hacia la historia. A medida que se hunden lentamente en el agua, la luz se dispersa para dejar ver los restos de lo que los expertos dicen que fue uno de los mayores y más sofisticados puertos marítimos del Imperio Romano.
Después de unos 2.000 años, el antiguo puerto está nuevamente abierto al público. Al público turista, eso sí. Arqueólogos israelíes y norteamericanos descubrieron las ruinas hace unos 40 años y, desde el año pasado, han estado trabajando para preservar los restos, algunos de los cuales estuvieron alguna vez por encima de la superficie, para crear el primer museo arqueológico subacuático de Israel.
Postes de metal con carteles numerados señalan 36 piezas en exhibición a unos seis metros por debajo de la superficie mediterránea en un área de 73.000 metros cuadrados. Entre los objetos se encuentran los restos de una embarcación romana hundida, anclas gigantes, muelles de carga, columnas de mármol y granito y un antiguo rompeolas.
Con mapas a prueba de agua y un instructor para guiarlos, los buzos pueden maniobrar por entre los objetos más grandes siguiendo cuerdas atadas entre los postes ubicados en el fondo del mar. Quienes eligen usar esnórquel pueden ver restos que se encuentran en aguas menos profundas. La entrada cuesta 12 shekels, unos 2,50 dólares, y no incluye el alquiler del equipo, que cuesta entre 65 y 195 shekels.
"La visibilidad era mala pero eso sólo lo hacía más dramático," dijo Boaz Gross, un estudiante de 22 años. "Sientes que estás en una atmósfera antigua y sientes la profundidad de la historia del lugar." Sin embargo, Yossi Kwart, un estudiante de 25 años, dijo que las fuertes corrientes le estropearon la zambullida. "El hecho que la zambullida fuera muy difícil hizo que no fuera tan divertido para algunos," dijo.
HISTORIA ROMANA
Los romanos conquistaron Cesárea en el año 63 A.C. El rey Herodes nombró la ciudad portuaria en el 22 A.C. en honor a su patrón César Agusto y encargó la construcción del puerto, al igual que otros grandes proyectos, cuyos restos están ahora en exhibición.
La ciudad se convirtió más tarde en la capital provincial romana de Judea, una región que ahora rodea los territorios israelíes y palestinos. Sarah Arenson, una historiadora marítima que participa del proyecto, dijo que el antiguo puerto fue inaugurado en el 10 A.C. y funcionó durante más de un siglo como la principal puerta para productos como especias exóticas, telas y cosméticos enviados al imperio romano desde lugares distantes como el Lejano Oriente.
"Probablemente eclipsó a viejos puertos muy importantes del Mediterráneo oriental," dijo Arenson. "Cesárea eclipsó a estos viejos puertos famosos en importancia económica y esplendor."
La arquitectura del puerto se encontraba también entre las más sofisticadas del mundo conocido de la época, dijo. Los materiales usados incluían mármol, granito y madera, al igual que un innovador ingrediente en ese momento, la pozzolana, un tipo de cemento hecho de ceniza volcánica importado de Italia.
"Agusto marcó el comienzo de la 'Vox Romana', la excepcional entidad política y económica que fue el imperio romano en ese momento," dijo Arenson, agregando que después de una rebelión judía que duró del 66 al 70 D.C., el comercio en Judea disminuyó y el puerto fue menos próspero.
CONSTRUCCION INNOVADORA
Los arqueólogos se sorprendieron al descubrir que el puerto había sido construido en sólo 12 años, dijo Arenson. "Incluso hoy en día, construir un puerto de estas dimensiones tomaría aproximadamente el mismo tiempo," dijo la investigadora. "Pensar que (Herodes) lo hizo con la tecnología de su época hacer cree que probablemente requirió a muchos miles de personas."
Los expertos creen que los obreros construyeron islas artificiales desde las que más tarde tiraron bloques al lecho del mar para crear una plataforma sólida para el rompeolas portuario. Una pared más pequeña fue construida alrededor del rompeolas principal para protegerlo durante la construcción, una técnica que Herodes usó en la construcción del segundo templo de Jerusalén, destruido por los romanos en 70 A.C..
Muchos expertos creen que los pilares del puerto con el tiempo fueron destruidos por la erosión de los terremotos en una región ubicada sobre una gran falla. Otros culpan a los maremotos. Varios países cuentan con exposiciones arqueológicas subacuáticas, como un palacio de Alejandría en Egipto, que los historiadores creen que fue usado por Cleopatra. Arenson dijo que el proyecto de Cesárea es la primera exposición pública bajo el agua de un puerto marítimo del mundo.
Avi Baz, un instructor de buceo, dijo que cientos de personas ya habían visitado la exposición subacuática, una zambullida de 40 a 50 minutos. Cree que los números solo aumentarán. "Los buzos en general tienen una tendencia a buscar nuevos lugares, nuevas aventuras," dijo.
MÁS INFORMACIÓN:
http://www.mfa.gov.il/MFAES/MFAArchive/2000_2009/2000/3/Cesarea-%20de%20ciudad%20romana%20a%20fortaleza%20cruzada
http://www.historiarte.net/israel/cesarea.html

Archivado en: