Detenido un anticuario granadino de una red que movía más de 4.000 piezas expoliadas

A. Amate y M. V. Cobo | Granada www.ideal.es 01/06/2006
En el registro de su domicilio en la capital se hallaron numerosas piezas auténticas, incluido un cuadro de Ribera.
En la operación se detuvo a 24 personas en toda España y se requisaron armas y documentos sobre falsificación.
La Policía Nacional ha detenido en Granada a un anticuario que regenta un negocio en la capital, por los delitos de expolio arqueológico, falsedad y estafa. La detención se produjo después de hallar numerosas piezas arqueológicas en el interior de su vivienda tras realizar un registro domiciliario.

El hombre, que responde a las iniciales J. M. T. V, es una de las 24 personas que se han detenido en varias comunidades en el marco de la operación 'Vivo', en la que se han recuperado 4.126 piezas de gran valor arqueológico.
Vasijas, esculturas y monedas, se intervinieron en veinticinco registros realizados en varias ciudades andaluzas -Granada, Jaén, Córdoba y Málaga-, Cataluña, Aragón, Extremadura y Madrid. Además de las piezas
arqueológicas, se requisaron tres pistolas, cinco escopetas y una pistola de fogueo, así como documentos sobre la actividad ilícita.
Hasta un Ribera
En la granadina calle María Blanchar, donde reside el detenido, los vecinos mostraban su perplejidad por la detención del anticuario. En su vivienda se hallaron numerosas piezas auténticas de incalculable valor, entre las que había varias monedas (20 sestercios de distintos emperadores romanos), ánforas y vasijas griegas y romanas (entre ellas una vasija romana d cristal con funda emplomada) y varios cuadros, entre los que destacaba uno de Ribera.
Según la información facilitada por la Policía Nacional, los detenidos no estaban integrados en un grupo estructurado, sino que formaban varios grupos e individualmente realizaban distintas tareas, aunque mantenían una conexión regular entre unos y otros. En unos casos la actividad delictiva consistía en la adquisición de objetos arqueológicos, alguno de ellos previamente sustraídos, y la modificación, falsificación, envejecimiento de objetos artísticos nuevos o auténticos para hacerlos pasar por piezas de mayor antigüedad o pertenecientes a autores de obras de cotización superior.
En otros casos, diversas personas estaban dedicadas al expolio de los yacimientos, a la creación de piezas, a la fabricación de troqueles y obtención de monedas y a la falsificación y creación de peritajes con contenido falso.
Además, fueron descubiertos varios individuos que actuaban como receptadores o peristas, encubridores y vendedores de las piezas antes aludidas.
Esta diversidad de tareas se llevaba a cabo de forma autónoma. Los contactos entre los grupos y colaboradores se producían cuando aparecía un comprador o la demanda del mercado obligaba a pedir mercancía para su pignoración.
La Policía explica que estas vinculaciones esporádicas han hecho más complicada su localización, la determinación de los distintos grados de implicación y la supuesta responsabilidad de cada uno de los arrestados.
Venta e intercambio
Los métodos de venta iban desde la exposición en mercados, hasta la utilización de las redes informáticas, pasando por las ofertas realizadas a clientes ya conocidos, intercambio de piezas entre ellos y ventas a comisión.
También se han intervenido y están siendo sometidos a análisis cientos de documentos relacionados con los delitos investigados, así como libros sobre falsificación, utilización y métodos de envejecimiento.
Todas las piezas recuperadas en el domicilio granadinos fueron puestas a disposición de la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada. Su titular, José Antonio Pérez Tapias, explicó que permanecen desde el
viernes pasado en cajas precintadas dentro del almacén de los nuevos museos en el recinto de la Alhambra. Las piezas arqueológicas están a disposición del Museo Arqueológico, y las esculturas y pinturas en manos del Museo de Bellas
Artes, hasta que el juez encargado del caso ordene el inicio de las investigaciones para determinar la procedencia exacta de cada pieza, tarea en la que podrían colaborar los técnicos de ambos museos.
Entre los bienes arqueológicos hallados destacan algunos muy difíciles de conseguir en el mercado de este tipo de objetos, como hebillas, urnas, basas, sillares, capiteles, lucernas, platos, mosaicos, columnas y otros.
Los investigadores han localizado a algunas de las personas que han adquirido objetos falsificados y han puesto un teléfono de contacto: 91 322 10 65, a disposición de presuntos perjudicados en esta estafa.

Archivado en: