"La Indiana Jones andaluza" buceará en un barco griego en Líbano

Miriam SecoSevilla | EFE 21/05/2006

Myriam Seco se ha propuesto recuperar el cargamento de un pecio helenístico anquilosado en el fondo de las aguas del Líbano, expedición en la que estará acompañada por tres españoles y cuatro libaneses.
A unos 34 ó 36 metros de profundidad del Mediterráneo, en Tiro, la cuarta ciudad más grande del Líbano, se encuentra hundido un barco griego de, aproximadamente, el siglo III antes de Cristo, del que ahora la arqueóloga sevillana Myriam Seco se ha propuesto recuperar las esculturas de terracota que alberga.

Bautizada por la prensa como "la Indiana Jones" andaluza y conocida por los hallazgos que con un equipo internacional de arqueólogos ha logrado en el Templo Funerario de Amenofis III, en Luxor, ahora ha dado un "salto cronológico" para excavar un pecio helenístico anquilosado en el fondo de las aguas del Líbano, expedición en la que estará acompañada por tres españoles y cuatro libaneses.
Este proyecto que comienza el próximo mes contará por primera vez con subvención andaluza, de la Caja de Ahorros El Monte para la primera fase, que durará quince días y que consiste en inspeccionar el terreno y preparar el material, y de la Fundación Tres Culturas para la tercera, la presentación de los resultados que se hará en Sevilla en noviembre y diciembre.
Para la fase de la excavación submarina, Myriam Seco, directora de la investigación, aún no ha encontrado quien la financie, pero no es algo que de momento le preocupe, pues aunque trabaja con restos de civilizaciones ancestrales asegura que vive "al día" y en este momento, "el de antes de empezar una excavación", sólo siente "emoción".
Con las excavaciones en esta zona, en la que se han destapado restos de las ciudades del cruzado árabe, bizantino y grecorromano, pretenden acabar además con el saqueo que este pecio griego ha sufrido en los últimos años, pues las estatuas de terracota que permanecen en él desde hace siglos estaban siendo vendidas ilegalmente, aunque "gracias a la profundidad", añadió, el expolio no ha sido completo.
En una entrevista concedida a Efe, Seco, que compagina las excavaciones terrestres con las submarinas, comentó que esta combinación le parece "perfecta", ya que no soportaría "hacer siempre lo mismo en El Cairo, donde a partir de abril el calor es insoportable".
La arqueóloga, afincada en Egipto desde 1995, recuerda "con verdadero horror" la primera impresión que se llevó de El Cairo, aunque reconoce que el país "la enganchó" de otra manera: "nada más llegar a las excavaciones del Egipto Medio me olvidé de todo y pensé que era maravilloso", manifestó.
Especializada en Egiptología, habla cinco idiomas, y se encuentra "de paso" en Sevilla, su ciudad natal, en la que el pasado jueves impartió una conferencia, con la que asegura "logró llenar la sala", porque a la gente la arqueología "le interesa muchísimo", y, por ello, la próxima parada tendrá lugar en Madrid, donde tiene previsto dar un curso arqueológico.
De su experiencia en Luxor, donde trabaja con treinta miembros del equipo que dirige Houring Sourouzian, entre arquitectos, arqueólogos, dibujantes, restauradores y topógrafos, señala como "los hallazgos más importantes" una estatua de Amenofis III colosal del Templo funerario en Tebas o un hipopótamo de alabastro.
Entre los logros de la última campaña, de enero a marzo de este año, destaca 42 estatuas en granito negro de la diosa Sejmet, muchas de ellas completas, una cabeza de Amenofis III en granito rojo, de 1,2 metros y "en perfecto estado", una cabeza "real, un poco erosionada", más pequeña, con facciones nubias pero que no se sabe de quién es, y el busto de una Sejmet colosal.
Para Myriam, que asegura estar cumpliendo el "sueño de su infancia" y considera tener "un profesión de lujo", trabajar en el yacimiento de Luxor le da diariamente "satisfacciones" lo que la hace sentirse "muy afortunada" pues el de Amenofis III es un templo "espectacular, con un gran potencial arqueológico y restos alucinantes, en el que cada día encuentras algo, y esto -añade- no es lo normal". Aunque reniega de que la llamen "Indiana Jones" y confiesa que "no sabe cómo quitarse de encima que a una periodista se le ocurriera nombrarla así", su participación en el documental cinematográfico "Los misterios del Nilo" le parece "algo inolvidable como egiptóloga y también como aventurera", una cualidad en la que sí se identifica con el personaje de Steven Spielberg.

Archivado en: