Abierta al público la cripta de la Catedral de León a los nueve años de restaurarse


Cripta de la catedral de LeónBelén Molleda | León www.abc.es 10/04/2006

Los restos corresponden a una parte de lo que fue «Porta Principalis Sinistra», a través de la que se accedía al campamento de la Legio VII, así como a las termas.

La cripta arqueológica de Puerta Obispo, situada junto a la Catedral gótica de León y que esconde restos romanos -como parte de una de las puertas del campamento de la Legio VII y varias termas-, dejó de ser una incógnita ayer tras su apertura al público.

Nueve años se han tenido que esperar hasta que este lugar haya podido ser visitado. Una deuda de 400.000 euros era el problema. Así lo reconoció ayer el alcalde de León, Mario Amilivia, antes de proceder a la inauguración de esta cripta, que constituirá una parte importante de la ruta romana que se prevé poner en marcha en la ciudad en el plazo de un año. «Hubo una discrepancia histórica entre la Junta y el Ayuntamiento sobre quién financiaba la obra», reconoció Amilivia, quien indicó que «no es que se haya solucionado» tal diferencia, si bien el Consistorio ha decidido dar su brazo a torcer y afrontar la deuda.

El compromiso del regidor de incluir en los presupuestos de 2006 una partida de 400.000 euros ha hecho que el que realizara las obras, el grupo Martínez Núñez, accediera a entregar las mismas al Ayuntamiento. Se trata de unos restos que fueron descubiertos en 1996 en el transcurso de unas obras que se hicieron en el entorno de la Catedral. Este hallazgo ya fue visitado por el Príncipe de Asturias en mayo de 1997, a quien se aseguró que se abriría al público un mes después. Sin embargo, hasta nueve años después no se hizo. Los restos visitables corresponden a una parte de lo que fue «Porta Principalis Sinistra», a través de la que se accedía al campamento de la Legio VII desde el este, así como a las termas.

Los primeros restos de las termas fueron descubiertos a mediados del siglo XIX bajo la Catedral con motivo de las obras que se realizaron por entonces. En la cripta, además de los restos arqueológicos, se pueden ver cuatro maquetas del artista Carlos Ponga sobre lo que era la Legio VI y VII de León fechadas entre los siglos I y IV y paneles explicativos sobre cómo era el León de entonces.

Aunque la Junta no ha pagado los 400.000 euros, Amilivia sí destacó que la Administración regional destinará 2,8 millones para hacer realidad el Parque Arqueológico de Santa Marina y otros 3,5 millones para la conversión de la Casona de Víctor de los Ríos en un Centro de Interpretación del León Romano y Medieval.

Archivado en: