Aristófanes y el 3%

Antonio Cantudo 07/09/2019

¿Sabía Aristófanes qué era el 155 o el procés o el 3%? La respuesta es evidente: no. Pero Juan Dolores Caballero, el Chino, director del Teatro del Velador, sí que lo sabe. Lo único que había que añadir era que la crítica política que hacía Aristófanes en su comedia, lo actualizará el Chino en su versión. ¿Y qué nos queda? Una sátira tremenda y disparatada de la demagogia política que se gasta en la política actual.

Todas las comedias de Aristófanes son muy complejas de representar porque muchas de los hechos y de las personas que se denuncian en ellas no nos dicen nada 25 siglos después. Pero, ojo, la política encierra los mismos defectos ahora que entonces: la demagogia, la manipulación, la corrupción, el sectarismo... Solo había que buscar y encontrar el marco adecuado.

Con una excelente actuación de Belén Lario, en el papel de Pistetero, y con un trabajo físico de los actores que la acompañan, no es de extrañar que, por momentos, sintiéramos que lo que había en escena no era un coro sino una bandada de pájaros de todo tipo que dejaron al público sin argumentos para la crítica. Una labor coral excelente que refleja un trabajo concienzudo y digna de aplauso que hizo que el tiempo pasara en un suspiro.

Shakespeare inventó el gore

Mañana llega Tito Andrónico a la Casa de la Cultura, porque el festival hace mudanza por las previsiones metereológicas, con el montaje que Teatro del Noctámbulo acaba de estrenar hace dos semanas con excelentes críticas en el Festival de Mérida.

Las primeras tragedias de Shakespeare no eran precisamente amables. Más bien todo lo contrario. El bardo inglés bebió de la tragedia latina, que no la griega, caracterizada por la truculencia y la violencia. Seguramente habrá pocos textos que sean más violentos y brutales que esta obra.

José Vicente Moirón encarna a Tito Andrónico y con él un reparto de experimentados actores que demostrarán el por qué de sus buenas críticas. Una experiencia intensa que pondrá a prueba nuestras emociones. Resumiendo, droga dura para este undécimo festival de teatro grecolatino de Almuñecar.

Temas relacionados: