Latín para hacer el amor... y el humor

Jorge Pastor

Emilio del Río presenta en Granada 'Latín lovers', uno de los grandes éxitos editoriales del año | El autor estará el viernes a las 19.30 horas en el Espacio V Centenario (antigua Facultad de Medicina): «Que venga quien tenga ganas de cantar y bailar».

Ustedes lo pueden escuchar todos los fines de semana en el programa 'No es un día cualquiera', que se emite en Radio Nacional de España, hablando sobre latín –la sección se llama 'Verva volant'. Y ustedes podrán escucharlo en persona este mismo viernes, a partir de las siete y media de la tarde, en el Espacio V Centenario de la antigua Facultad de Medicina. Se llama Emilio del Río (Logroño, 1963), es profesor de la Universidad de la Rioja y doctor en Filosofía Clásica, y presenta en Granada 'Latín lovers', uno de los libros más exitosos del año que ya suma siete ediciones pese a llevar, tan sólo, menos de dos meses y medio en el mercado. «Quien tenga ganas de cantar y bailar que venga pasado mañana», comenta Emilio del Río con el mismo tono desenfado con el que escribió 'Latín lovers', que contiene infinidad de anécdotas para divulgar lo clásico y las virtudes de la lengua madre de nuestro castellano.

Emilio del Río, que está recorriendo toda España con 'Latín lovers' debajo del brazo, asegura que esta obra está pensada «para los que no han estudiado nunca latín y para los que aman la cultura clásica». «También es ideal –agrega– para ir al cuarto de baño, ya que su estructura en cincuenta y tres capítulos hace que se lea bastante bien». La solapa de 'Latín lovers' ya es, como todas las buenas solapas, una auténtica declaración de intenciones. La imagen, una escultura clásica tocada con gafas de sol y restos de carmín, ya anticipa ese tono divertido de las 284 páginas. Mientras que el subtítulo fija el tema y despeja dudas, «la lengua que hablamos –aunque no nos demos cuenta».

Según Emilio del Río, España y el sistema educativo español deberían divulgar el latín en la misma medida –o más– que lo hacen otros grandes países como Francia, Inglaterra o Alemania. Se podrían dar decenas de argumentos, pero Emilio del Río anticipa tres: «Nos hace más cultos, más críticos y más libres». Y además «permite hacer mejor el amor y el humor» porque los romanos eran muy chistosos.

Una manera de vivir

El latín y el mundo clásico, dice Emilio del Río, nos han dejado una manera de ver la vida y «además es divertido». «Cuando estamos en un bar y pedimos una ración de jamón y otra de gambas, realmente estamos siguiendo una tradición muy de Roma, porque a ellos les encantaba el jamón de hispania y las gambas, que además proceden de la misma palabra, 'camba', que es la pata trasera de un animal», explica Emilio del Río. «O una pizza, que también les encantaba; en Pompeya, que huyeron dejando todo encima de la mesa, encontraron una dividida en ocho porciones». «O cerdo y seda, uno áspero y otro suave, que también provienen del mismo término, que es 'saeta'». «Hasta los ingleses han empleado un término latino, Brexit, para decir que se van de la Unión Europea», ironiza Emilio del Río.

«Hablamos más latín de lo que pensamos»

«Sabemos más latín de lo que pensamos y lo hablamos sin saberlo», asegura el filólogo Emilio del Río, quien agrega que, quizá, una de las claves del éxito de ventas de 'Latín lovers' es porque no hay nada más actual que el mundo clásico. Según el autor, «los chavales estudian para aprobar un examen y no para educarse en la vida».Por esto considera que «si volvemos a introducir el latín en la educación, sin duda lo mejor está por llegar». «Seremos mejores aún como país;ese sí es un reto».

«Amar el latín y el mundo clásico –prosigue Emilio del Río– hará a una persona mejor amante, sin duda». «Se hace mejor el amor y el humor, sabiendo algo de latín».

FUENTE: https://www.ideal.es/culturas/libros/latin-amor-humor-20190508201439-nt.html

Temas relacionados: