Cuando Dióniso inventó el vino y el teatro, el hombre encontró la libertad

Redacción 09/09/2017

Sin aliento se ha marchado hoy el público del acueducto romano de Almuñécar después de noventa minutos intensísimos de carcajadas, diversión, libertad y sobre todo reflexión sobre el ser humano. Una brutal demostración de la capacidad interpretativa de David García-Intriago en un monólogo que no decae un solo momento en el cual se hace una semblanza sobre la relación entre el vino y el ser humano con la intención de mostrarnos a nosotros mismos con todas nuestras grandezas y nuestras miserias.

Un espectáculo interactivo en el que los espectadores participan en todo momento y comparten junto con el actor el nacimiento de líquido que ha acompañado a la humanidad desde la noche de los tiempos. Un homenaje a Dionisos, a Baco, a la libertad, a las mujeres, al teatro, a todos aquellos que se han enfrentado alguna vez al poder establecido.

Una noche que será difícil de olvidar durante mucho tiempo y así lo expresaban las caras de satisfacción de los espectadores, conscientes de haber sido testigos de un montaje radicalmente diferente a todo lo que se había visto en las nueve ediciones del festival almuñequero.

Aquiles, el hombre cierra el festival

Y mañana el certamen llega a su final y a su punto más álgido. La playa de Troya se instala en las tablas del acueducto sexitano para recrear el lado más humano del héroe griego que fue a luchar, a morir a Troya, a sabiendas de que ocurriría, y a conseguir la gloria de la que hoy aún seguimos hablando.

Toni Cantó, Ruth Díaz, Miguel Hermoso, Lourdes Verger, Octavi Pujades, Pepe Ocio, Philip Rogers, David Tortosa, Rubén Sanz, Óscar Hernández. El elenco es formidable, no se puede pedir más. La Concejalía de Cultura ha echado el resto y solo queda prepararnos para disfrutar a lo grande.

Temas relacionados: