La historia romana y la de las huertas se exhibirán en una ruta de museos

Exposición en CalahorraI. Álvarez | Calahorra www.larioja.com 12/02/2006

Calahorra va forjando, paso a paso, la idea de convertirse en una ciudad donde el arte, las tradiciones y sus vestigios del pasado puedan ser contemplados a través de una amplia ruta de museos. Un recorrido que la Concejalía de Cultura y Turismo considera que debe reflejar la historia romana, gastronómica y como cabecera de la Diócesis, junto con la relevancia de la Semana Santa calagurritana, sin olvidar las disciplinas artísticas contemporáneas y de vanguardia.

En los próximos años, a los tres museos abiertos actualmente, el 'Municipal', el 'Diocesano' y el 'Pasos' de la Vera Cruz', se sumarán otras tres importantes iniciativas museísticas que pueden hacer del municipio «una auténtica ciudad de museos», señala el edil de Turismo, José Ibáñez. Volviendo la vista a nuestros antepasados, el próximo año comenzará la construcción del Museo de la Romanización de La Rioja en las actuales dependencias del 'Municipal'. «Será un punto de referencia en la Comunidad» y estará compuesto por piezas singulares de otras localidades riojanas, «con las que se intentará mostrar la vida en Roma, mediante restos incluidos en temas como la cocina, la guerra, la política », explica Ibáñez. Su puesta en funcionamiento podría llevarse a cabo en el 2008, y a lo largo de este ejercicio «sacaremos la memoria museológica y la filosofía de espacios que dedicaremos». Su ubicación obligará a desplazar las salas destinadas a exposiciones temporales a la Casa de los Curas o a la de Carramiñana.

Y para que el turista pueda comprobar in situ el legado conservado de la antigua 'Calagurris', el Ayuntamiento sigue trabajando en la musealización del yacimiento de 'La Clínica'. El proyecto está a expensas de una modificación propuesta por el aparejador municipal y «cuando esté corregida lo sacaremos a contratación por un período de dos años». Su acondicionamiento, que alcanzará un coste de unos 204.000 euros, financiados al 50% con el Gobierno regional, preve la instalación de varias pasarelas sobre el yacimiento, la sujeción del muro de contención, el vallado del recinto, iluminación, colocación de paneles y la creación de una caseta móvil.

Moderno e interactivo

Pero al visitante de la capital riojabajeña podrá conquistársele también por el estómago. A las populares Jornadas Gastronómicas de la Verdura se unirá su propio Museo Etnográfico de las huertas calahorranas.

Quedará situado en la planta baja del Albergue de San Francisco y se caracterizará por ser «un edificio moderno, interactivo, donde cada uno pueda pasear libremente. Con él, se quiere vender la agricultura, las verduras y la restauración mezcladas con piezas de etnografía». Su recorrido albergará diversos espacios como una sala de usos múltiples destinada a la presentación de productos relacionados con la verdura y una tienda de obsequios. El contenido de sus muestras se hará visible a través de maquetas, fotografías, piezas originales y vídeos sobre el comportamiento del ciclo de las afamadas hortalizas calagurritanas. A lo largo de este mes, el Consistorio procederá a enviar su pre-memoria museológica a la Consejería de Turismo y Medioambiente, a la espera de conseguir su aprobación para que sea incluido en los fondos de ayuda del Ministerio en planes de productos específicos. «La Consejería podría decidir el 15 de marzo si la iniciativa va a Madrid», detalla el concejal, así, «en junio o julio, el Gobierno central tendrá que fijar la financiación y empezaremos con el proyecto arquitectónico», continúa. La actuación está presupuestada en 1,2 millones, que serán asumidos en un 33% por cada una de las tres partes.

Archivado en: