Sale a la luz un secreto tremebundo de la Antigua Atenas

Atenas www.panoramagriego.gr 20/04/2016

Atenas, 632 a. C. Cilón -un ambicioso noble ateniense- y sus seguidores intentaron un golpe de estado con el fin de establecer una tiranía. Aunque fue un intento fallido, acarreó sin embargo una serie de venganzas sangrientas que seguirían durante los 25-30 años siguientes.

Atenas (Fáliro), marzo de 2016. Arqueólogos griegos hallan en el curso de unas excavaciones rutinarias una fosa común con restos de 80 cuerpos. ¿Qué relación guardan entre sí estos dos acontecimientos?

Según Stela Jrisulaki, directora de las excavaciones -cuyos resultados fueron presentados la semana pasada ante el Consejo Arqueológico Central (KAS)-, la mitad de esos esqueletos encontrados en la fosa común (poliándrion en griego, que significa: enterramiento colectivo de hombres que murieron juntos) fue examinada macroscópicamente y al parecer no presentan ninguna fractura, dando la impresión aparente de pertenecer a hombres jóvenes y de buena salud. Esto encaja con la hipótesis de que podrían ser los hombres de Cilón.

Todos los esqueletos se hallan maniatados excepto uno que lleva puestos los grilletes en los pies. Sin embargo, en la Atenas antigua los encadenados con grilletes de hierro no eran condenados comunes. Los esqueletos se hallan dispuestos el uno al lado del otro, lo que quiere decir que fueron ejecutados y enterrados in situ. El hecho de haber encontrado dos pequeños jarrones entre los cuerpos ayuda a la datación casi segura de los hallazgos, situándolos alrededor de 632 a. C., es decir en la época de Cilón.

La necrópolis está situada en Fáliro (en el sur de Atenas), en el recinto del Centro de Cultura que está construyendo la Fundación Stavros Niarchos. Tras las excavaciones, la Fundación ha dejado claro que no continuará con sus planes iniciales que preveían la plantación de árboles en el lugar del hallazgo.

Ante la importancia de estos descubrimientos, el KAS, decidió proseguir las excavaciones.

Quién fue Cilón
Cilón, ex-campeón olímpico que pertenecía a una poderosa familia aristocrática de Atenas, era yerno de Teágenes, tirano de Mégara, quien le prestó ayuda en su intento en 632 a.C. de apoderarse de la Acrópolis de Atenas y convertirse en tirano de la ciudad. En esa época todavía no está instaurada la democracia en Atenas y son muy frecuentes los conflictos entre artistócratas para hacerse con el poder.

El golpe falló y Cilón huyó; pero sus seguidores se refugiaron como suplicantes al templo de la diosa Atenea para acogerse al asilo sagrado de su altar. El arconte ateniense Megaclés (miembro de una de las familias eupátridas de Atenas, los Alcmeónidas) les prometió dejarles marcharse de la ciudad sin hacerles daño, pero no cumplió con su promesa y los partidarios de Cilón fueron despiadadamente ejecutados, cometiendo así un grave sacrilegio que desató la ira de los dioses y la indignación de los atenienses.

El sacrilegio de los Alcmeónidas y la consiguiente ira de los dioses acarrearon una serie de sufrimientos, desastres y calamidades sobre Atenas que entra en un largo período de desestabilización. Los Alcmeónidas fueron exiliados y los atenienses llamaron a Epiménides de Creta para purificar la ciudad. Al término de ese período inestable, se instaura la primera democracia de la antigüedad griega, con las leyes de Solón, en 597 a. C..

Los hallazgos de 1915
Pero quién es el joven que lleva grilletes en los pies?

Al parecer, este esqueleto, el único que lleva grilletes en los pies, se relaciona con otro hallazgo localizado en la zona cercana hace exactamente 101 años, en 1915. Entonces, se habían encontrado 17 esqueletos enterrados con las piernas encadenadas algunos de los cuales estaban también maniatados. Todos habían muerto a causa de “apotimpanismós”, es decir muerte a causa de múltiples golpes asestados a la cabeza. Viene de la palabra griega tímpano” (mazo) que era un instrumento de muerte a manos del verdugo. Según el excavador, Stratís Pelekidis, consistía en propiciar con el mazo golpes a la cabeza del convicto, quien se encontraba atado contra el tronco de un árbol cortado -una especie de crucifijo-, hasta que este se muriera. Los esqueletos hallados en 1915 pertenecían, también a hombres jóvenes y de buena vida.

En total, se han localizado en la zona 1.500 esqueletos maniatados en su gran mayoría con cadenas a los que los arqueólogos suelen llamar “Los rehenes de Fáliron”. Además, aparte de ser maniatados, parece que los muertos habían sido arrojados en la fosa con la cara hacia abajo, hecho extremadamente paradójico para los usos y tradiciones de los antiguos.

FUENTE: www.panoramagriego.gr/index.php?option=com_content&view=article&id=1236:sale-a-la-luz-un-secreto-tremebundo-de-antigua-atenas&catid=12:cultura&Itemid=121

Archivado en: