Empúries relanza sus ruinas con varias reformas

Bàrbara Julbe | Girona www.lavanguardia.com 04/10/2015

El yacimiento aumenta por primera vez los visitantes tras perder más de 65.000 en seis años.

Empúries resurge de sus ruinas. Tras perder progresivamente más de 65.000 visitantes en seis años, este yacimiento arqueológico, puerta de entrada de la cultura griega y romana en la península Ibérica y un enclave importante para entender la evolución del urbanismo griego y romano a través de los restos de sus dos ciudades, ha empezado a dar un vuelco. La adecuación de una nueva sala de exposiciones temporales en el museo y la reciente apertura del centro de recepción de visitantes, que permite una entrada más ordenada al espacio, han incrementado (aunque tímidamente) el número de visitantes en lo que llevamos de año. Pero no sólo eso. Los dos grandes proyectos que tiene entre manos, como son la reforma del criptopórtico y del peristilo de la casa romana de los mosaicos y la museización de la stoa de la Neápolis griega, deben permitir darle un nuevo relanzamiento.

La intervención en el criptopórtico, un almacén inédito ubicado debajo de la casa señorial romana y utilizado por el propietario para guardar objetos como ánforas, incluye la restauración de todos los elementos originales conservados. También se dotará de los servicios necesarios de iluminación, recursos audiovisuales y seguridad para incluirlo en el itinerario actual. La previsión es que esté listo a principios del año que viene.

"Se trata de una domus romana canónica y permitirá abrir al público un espacio sólo comparable al que hallamos en ciudades como Pompeya o Herculano", destaca uno de los arqueólogos, Pere Castanyer. El criptopórtico sustentaba un nivel superior donde estaba el peristilo, una galería porticada que daba la vuelta a una amplia zona ajardinada central. Precisamente, también hay previstas actuaciones en el peristilo y en el área ajardinada, que se acondicionará. Esta casa romana ocupaba una extensión de unos 3.500 metros cuadrados.

La restauración y museización de la stoa, un edificio público destinado a reuniones cívicas y comerciales en la época helenística situado en el ágora de la ciudad griega, prevé asimismo la adecuación de las calles principales y de la plaza pública. "El proyecto de la stoa propone una actuación en tres sectores diferenciados. Podrán admirarse, por ejemplo, unas cisternas públicas subterráneas, que recogían el agua de la lluvia, y un sector de tumbas vinculadas a la basílica paleocristiana. También se habilitará una pérgola, que funcionará como punto de descanso, y se iluminará la zona, con lo cual podremos celebrar actos por la noche", añade Joaquim Tremoleda, otro de los arqueólogos.

Estas dos intervenciones, con un presupuesto de más de un millón de euros, forman parte del programa Patrimoni en Acció, una nueva apuesta de la Obra Social La Caixa y la Generalitat para poner en valor algunos de los legados más valiosos del patrimonio catalán.

En paralelo, se presentará un nuevo audiovisual en el centro de recepción de visitantes, inaugurado este pasado mes de agosto y destinado a ordenar el acceso al espacio y facilitar todo tipo de información histórica y arqueológica del yacimiento. Además se renovará el museo, con la incorporación de nuevas piezas, se añadirán soportes más modernos, como 3D, y se buscará un nuevo hilo conductor para explicar la importancia de este enclave, cuya ciudad griega fue fundada en el siglo VI a.C. y la romana en el I a.C. El objetivo es que se convierta en una pieza básica en la interpretación del conjunto arqueológico emporitano, cuyos visitantes son principalmente familias catalanas o veraneantes extranjeros (que pasan unos días en la zona o bien que llegan en crucero al puerto de Roses o Palamós) y en invierno grupos de escolares.

Desde el 2008, año de celebración del centenario y durante el cual se registraron 204.806 visitantes, el descenso de público ha sido imparable. En el 2014 hubo tan sólo 139.227. En lo que llevamos de año, en cambio, ya son 128.000, lo que supone un ligero incremento del 2% respecto al 2014, y la previsión es cerrar el 2015 con unos 140.000 visitantes. "Atribuimos esta nueva tendencia al cambio de contexto económico. Con estas mejoras nuestro objetivo es seguir incrementando cada año un 8% el número de usuarios", concreta la coordi­nadora del Museu d'Arqueologia de Catalunya-Empúries, Marta Santos.

Pero las innovaciones no sólo se dan en el interior del yacimiento. Tras cinco años de obras, la puesta en servicio de las nuevas instalaciones del centro de recepción de visitantes, de 860 metros cuadrados y que ha supuesto una inversión de 2.150.000 euros, ha obligado a iniciar un conjunto de medidas para reordenar los accesos y mejorar el entorno paisajístico de Empúries.

Según el acuerdo firmado entre el Ayuntamiento de l'Escala y el Departament de Cultura de la Generalitat, el proyecto prevé la creación de una nueva zona de aparcamiento (que ya se ha llevado a cabo en una primera fase y está pendiente de urbanizar) en un espacio de titularidad municipal de unos 25.000 metros cuadrados, parte del cual ya tenía ­este uso. Con un total de 532 plazas, esta nueva zona unifica el actual aparcamiento municipal destinado a los bañistas de las playas con el utilizado por el Hostal Empúries y aún queda espacio para una nueva área de estacionamiento.

Además incluye un giratorio que regulará la circulación de entrada y salida a esta zona y una nueva conexión para viandantes entre el paseo de Empúries y el espacio de aparcamiento. También se habilitará una zona para que los autocares puedan dejar a los pasajeros que visiten el yacimiento y otra para que puedan aparcar dichos vehículos.

Para poder hacer efectivas estas mejoras, el Consistorio ha cedido a la Generalitat la titularidad de una parte de la finca de propiedad municipal donde se encuentra el edificio del centro de recepción de visitantes y el uso de una parte del aparcamiento exterior (en total, unos 4.000 metros cuadrados). La Generalitat, por su parte, ha cedido el uso de un espacio de las mismas dimensiones que las del Ayuntamiento, ubicado en la zona utilizada como aparcamiento interior del recinto arqueológico, para la creación de una zona de ocio a fin de dar servicio al entorno del paseo marítimo y a las playas de Empúries, que se incorporará al camino de Empúries hasta Sant Martí d'Empúries.

"Apostamos por ordenar el entorno, lo cual supondrá un salto adelante. Pondremos el yacimiento a la altura de la expectativa del visitante, ya que había quedado obsoleto, sobre todo con relación a la entrada", detalla el alcalde de l'Escala, Víctor Puga. El director general de Arxius, Biblioteques Museus i Patrimoni de la Generalitat, Joan Pluma, agrega que "el acuerdo permite que el conjunto monumental mejore el encaje en el funcionamiento de la zona urbana de l'Escala y se atienda mejor a los movimientos vinculados al yacimiento, que siempre había funcionado con cierto grado de provisionalidad".

Ya sea fuera o dentro, el trajín no cesa ni cesará en este escenario excepcional de la historia. Pese a los importantes hallazgos (como el Asclepio, el mosaico del Sacrificio de Ifigenia, las casas romanas o la zona de los templos de la ciudad griega), el interior del conjunto arqueológico no ha dado aún sus frutos, que tiene escondidos en el subsuelo. La ciudad griega, aunque está excavada en superficie, no lo está en profundidad; y los arqueólogos sólo han excavado un 20% en la ciudad romana.

Leer más: www.lavanguardia.com/vida/20151004/54437066785/empuries-relanza-sus-ruinas-con-varias-reformas.html

Archivado en: