La recuperación del barco romano hundido cerca de Formentera tardará un año

Restos del barcoJ. Ll. Ferrer | Eivissa www.diariodeibiza.es 01/02/2006

La asociación encargada de los trabajos destaca la «gran variedad de ánforas» que se encuentran en los alrededores, aunque algunas están muy deterioradas por las artes de los arrastreros que faenan en la zona.

La recuperación de los restos del barco romano hundido hace unos dos mil años cerca de Formentera puede prolongarse por espacio de casi un año, según ha revelado a Diario de Ibiza el responsable de la asociación cultural `Argo maris´, Josep Quera, que dirigirá los trabajos.

Quera confirmó que el buque está a unos 80 metros de profundidad, lo que complica las tareas de descenso, por lo que se utilizarán unos robots como los que ya han visitado la zona y la han filmado, permitiendo apreciar que apenas quedan restos visibles del barco, pero sí numerosas ánforas en lo que fue su bodega o cubierta.

Lo que más ha llamado la atención de `Argo maris´ «es la gran variedad de ánforas que se observan en la zona», aunque algunas de ellas presentan desperfectos a causa de la acción de las redes de arrastreros que faenan por la zona.

Aparte de recuperar dichas ánforas, el principal objetivo de la investigación de esta entidad cultural consistirá en «averiguar de dónde venía y hacia dónde iba este barco», que probablemente se hundió como consecuencia de un temporal cuando realizaba un trayecto comercial, en opinión de Quera.

A principios de los años noventa, los arqueólogos ya recuperaron un buque romano también cargado de ánforas en los fondos del islote de sa Conillera. El buque de Formentera, según Josep Quera, sería aún mayor que aquél.
Para descender hasta el pecio llegarán a Eivissa dos buques, uno de mayor tamaño y otro más pequeño, que permanecerán en el puerto de Eivissa y también en el de la Savina mientras duren los trabajos.

Los responsables de la entidad prefieren mantener oculto el lugar exacto del hundimiento para evitar la acción de los expoliadores.

La acción de rescate de estos bienes patrimoniales cuenta con la colaboración del Consell Insular de Eivissa y Formentera, que proyecta conservar los restos recuperados en las Pitiüses.

El conseller insular de Patrimonio, Joan Marí Tur, y los responsables de la entidad `Argos maris´ tienen previsto explicar esta semana en rueda de prensa los detalles de las operaciones que se llevarán a cabo, y que comenzarían hacia el mes de junio, según la previsión avanzada por sus responsables. Es entonces cuando las condiciones climatológicas empezarán a ser más favorables y se podrá ya disponer de todo el equipo necesaria para realizar las inmersiones de recuperación.

Archivado en: