Bernardo Souvirón. Mito e historia: una guerra contra lo femenino

Mariona Fernández | Menorca www.talleresislados.net 01/09/2014

Talleres islados. Del 11 al 14 de septiembre.
Estancias culturales en Menorca. Literatura, arte y pensamiento.

Dos son los rasgos que inmediatamente habrían de caracterizar el proceso histórico que se puso en marcha con la irrupción en el territorio de Europa de un conglomerado de tribus que la literatura histórica conoce como pueblos indoeuropeos. El primero de esos rasgos fue la reducción a la esclavitud de buena parte de la población autóctona de los territorios conquistados por esta nueva “raza” de guerreros, desconocida en el territorio de Grecia hasta ese momento.

El segundo (en el que estaba en juego el verdadero cambio in profundo del modelo social) fue la reducción a la nada del elemento que, a mi juicio, había caracterizado el marco social de la sociedad preindoeuropea: el elemento femenino.

En efecto, se puso todo el empeño en expulsar a la mujer de toda estructura administrativa, social, política o cultural. En otras palabras, el principal objetivo fue transformar a la  mujer en un objeto más o menos preciado que pudiera ser usado como moneda de intercambio, como parte del botín de guerra o, fundamentalmente, como nueva y segura manera de afianzar el poder del génos, es decir, de los linajes emergentes que pretendían la hegemonía en el nuevo marco de relaciones sociales.

Personalmente estoy convencido de que una de las claves de la Historia se encuentra en la situación social de la mujer, es decir, en el proceso histórico que ha llevado a buena parte de los hombres de todas las épocas a condenar a la mujer a la inacción y la inexistencia social y política, relegándola al ámbito exclusivo de los trabajos domésticos.

Sin embargo, se trata de un proceso que se ha desarrollado contra toda evidencia objetiva de que el hombre esté mejor dotado que la mujer en relación con las tareas políticas, sociales o administrativas. Entonces, ¿cómo es que ha ocurrido? ¿Qué razón había para que la mujer fuese privada de todos los derechos de los que gozaban los hombres libres? ¿Cómo es posible que tal proceso haya triunfado completamente? ¿Cómo es posible que en el presente, después de más de tres milenios, se haya consolidado?

En mi opinión el éxito del modelo indoeuropeo de sociedad patriarcal ha ido probablemente mucho más allá de lo que sus propios inductores imaginaron pues, tres mil seiscientos años después, muchas mujeres (a cuya costa se construyó tal sociedad) han asumido e interiorizado ese modelo incluso cuando creen oponerse a él.

· máximo 15 asistentes
· precio del taller y la estancia: 580 euros
· precio sin estancia (incluye las 4 comidas): 380 euros
· 10% de descuento y otras ventajas a los amigos de talleres islados
· + info / inscripciones: mariona@talleresislados.net

ENLACES:

Bernardo Souvirón 
Cómo funciona un taller