Un mirador en la Universidad dejará ver una antigua villa romana

Eduardo J. Sugrañes | Huelva www.huelvainformacion.es 28/01/2006

El cabezo de la Almagra contará con un centro de interpretación del parque arqueológico, que servirá a su vez de mirador y de hito arquitectónico.

El Ayuntamiento de Huelva a iniciar en este mes las obras de remodelación del cabezo de la Almagra para la puesta en valor de su yacimiento arqueológico. Se trata de una zona de entrada a la Universidad de Huelva desde la avenida de Andalucía, cuya excavación fue realizada por el equipo de la Universidad en 2002 con la dirección ejecutiva de la Gerencia Municipal de Urbanismo y la autorización de la Delegación de Cultura.

Este proyecto es el ganador del concurso de ideas organizado por el Ayuntamiento de Huelva en colaboración con el Colegio de Arquitecto de Huelva para la ordenación de espacios libres de la ciudad. El ganador y autor fue el arquitecto onubense, afincado en Zaragoza, Sebastián Cerrejón Hidalgo. Con la realización de este proyecto el Ayuntamiento de Huelva quiere poner en valor el patrimonio arqueológico de la ciudad y al mismo tiempo, destacarlos a la entrada de la ciudad. Desde la misma entrada a Huelva, se da protagonismo mediante una estructura museística a la historia más antigua de esta ciudad.

El proyecto sirve también como elemento decorativo a la entrada de la ciudad, que viene a sumarse a las señas de identidad reflejadas a lo largo de toda la avenida de Andalucía hasta la plaza de Los Litri.

Las civilizaciones más antiguas de Huelva, la seña de identidad que supone la arqueología en Huelva se suma de esta forma a la avenida de Andalucía y se coloca a las puertas del Campus del Carmen.

A través de este proyecto, el Ayuntamiento de Huelva va a construir un Parque Arqueológico destinado a poner en valor, proteger y mostrar los restos encontrados en el Cabezo de la Almagra.

Además, el proyecto sirve para ordenar la fachada principal del Campus del Carmen, convirtiéndose en puerta de entrada a la Universidad de Huelva. Asimismo, las obras permitirán habilitar y facilitar los accesos universitarios desde la avenida de Andalucía. Se trata de ordenar una superficie de 21.489,68 metros cuadrados entorno a tres elementos: un centro-mirador interpretativo, la ordenación y ajardinamiento del Parque Arqueológico y la urbanización del viario perimetral al Cabezo de la Almagra.

Sobre la cima del promontorio natural se proyecta un centro mirador interpretativo. Un edificio no superior a 375 metros cuadrados. Este edificio se convertirá en un museo para mostrar parte de los hallazgos y permitir la interpretación y el entendimiento del lugar. El edificio está destinado a convertirse en el punto de referencia para atender al visitante, ayudarle a recorrer el parque arqueológico y explicarle los contenidos.

El centro mirador interpretativo se organiza en dos plantas con sótano. En la planta baja se sitúa la parte expositiva, una amplia zona libre abierta comunicada con el exterior a través de huecos y rampas que conducen al espectador hacia los restos arqueológicos.

A través de unas escaleras, se accede al mirador, un gran balcón abierto al Campus del Carmen y al parque arqueológico, desde el que además se asegura la vista hacia la Marisma del Tinto y la ciudad. En el sótano, se habilita un taller, almacén y laboratorio arqueológico y los servicios públicos.

El parque arqueológico se organiza entorno a pasarelas peatonales que parten del pabellón interpretativo. Se trata de convertir el lugar en un campo de trabajo y aprendizaje, un museo al aire libre que invite al visitante a adoptar una postura activa hacia el yacimiento.

No se trata sólo de un museo, sino de una excavación arqueológica, una investigación abierta y expuesta para invitar al espectador a participar en ella. En cuanto a la propuesta para solucionar los accesos al Campus del Carmen, se cumplen las líneas marcadas en el Plan Especial de la Universidad y la nueva urbanización de Vistalegre.

Se plantea la terminación del vial perimetral en el promontorio, en continuación con el acceso actual del Campus, perpendicular a la avenida de Andalucía. A nivel de aceras, se propone un paso peatonal elevado, con una diferenciación del pavimento para señalar la prioridad del peatón y la disminución de la velocidad obligatoria en la zona.

Las obras tendrán un plazo de ejecución de 18 meses, con lo que podrá estar inaugurado para el año 2007. El presupuesto de ejecución asciende a 1.500.000 euros.

Archivado en: