El teatro joven valenciano gana por segunda vez el Premio Nacional Buero

Juan Manuel Játiva | Valencia www.elpais.com 08/07/2013

El grupo Komos, del Instituto de Secundaria Marítim de Valencia obtuvo el premio ya en 2010.

Lo ha vuelto a hacer. El grupo Komos, dirigido por el profesor de Griego Miguel Navarro, del Instituto de Enseñanza Secundaria Marítim de Valencia, ha escuchado pasadas las 14.00 del lunes el veredicto del jurado de los Premios Nacionales Buero Vallejo y ha estallado de júbilo, porque la obra que representaban, Después de la tierra, ha sido merecedora del primer premio en la categoría Escolar. En la edición de 2010, el grupo valenciano fue el máximo tirunfador en la categoría No Escolar.

El jurado estaba integrado por Juan Echanove, Emilio Gutiérrez Caba, Manuel Galiana o Anabel Alonso, entre otras relevantes personalidades del mundo de la cultura y, en particular, de las artes escénicas.

Durante toda la semana, los miembros del grupo han estado participando en las actividades formativas del campus que hace de antesala de los Premios Buero Vallejo, considerados los más importantes del teatro joven y amateur de España. El sábado representaron el Teatro Valle-Inclán de Madrid su obra Después de la tierra, una de las tres finalistas del concurso nacional, en el que Komos ha competido con trescientos grupos de todo el Estado.

El grupo valenciano ha obtenido, entre otros y con anterioridad, el primer premio nacional en los Premios Buero de Teatro Joven 2010 y el primer premio en el Concurso Nacional de Teatro Grecolatino del Ministerio de Educación.

El grupo fue creado hace 10 años por el profesor de griego Miguel Navarro. Desde entonces, más de 250 alumnos y alumnas de los institutos Vicenta Ferrer Escrivá, primero, y Districte Marítim de Valencia han puesto en escena en algunos de los mejores teatros de España obras tales como Áyax, Los Siete contra Tebas, Medea, La Paz, Hipólito, Las Troyanas, Las Aves, Edipo Rey, Las Tesmoforias o Antígona. Pero la joya de la corona es el reciente estreno mundial, 2.400 años después de ser concebida, la Hipsípila de Eurípides, una vez reconstruida.

Entre los primeros alumnos que formaron parte del grupo, dice Miguel Navarro, "hay ya gente licenciada en Arte Dramático y gente que ha doblado carrera". "El teatro cambia la vida", dice el director y profesor, alegre y convencido. "Siempre he creído en el poder del teatro", afirma rotundo.

Un personaje llamado coro
Pero ¿por qué griego? "Porque podemos integrar a todo el alumnado". De cualquier especialidad, con o sin cualidades actorales. Para eso está, por ejemplo, el coro, "que en el teatro griego es un personaje muy complejo" y con un papel relevante, capaz de repartir juego entre un puñado de estudiantes. Eso sin contar que también pueden ocuparse de actividades complementarias, como el maquillaje, el vestuario, la iluminación, según gustos y aptitudes.

"Aquí tiene cabida todo el mundo", aclara Miguel Navarro. "Tengo gente que es de ciencias puras, por ejemplo", detalla. Y aunque no hay mucho teatro vinculado a la enseñanza secundaria, el profesor destaca "la fortuna de que hay un circuito nacional de teatro grecolatino" que les permite "llevar obras por toda España". La obra con la que han vuelto a obtener el premio nacional se estrenó en la sala Matilde Salvador de la Nau en Valencia el pasado marzo y clausuró el 14 de junio, en el Teatro Romano de Sagunto, el XVII Festival Internacional de Teatro Grecolatino.

Después de la tierra se apoya en "una dramaturgia de gran intensidad en la que se reflexiona sobre la memoria histórica a través de la Antígona de Sófocles y la poesía de Miguel Hernández". El montaje es "un juego teatral y poético enmarcado en la guerra civil española con el que queremos denunciar el horror del poder y la guerra en estos tiempos", explican.

FUENTE: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/07/05/valencia/1373041911_074336.html