Blánquez redivivit

Esther Fernández www.libreriaaurea.com Madrid 23/10/2012

No es poco frecuente encontrar en el prólogo de muchos libros de Filología Clásica en español –y de cualquier ciencia- que dicho título pretende cubrir un hueco bibliográfico. Sin duda, muchos de esos huecos están mejor o peor cubiertos, en cambio otras parcelas siguen presentando lagunas increíbles.

Quizá la lexicografía de las lenguas clásicas sea en España uno de esos huecos que no acaban de cubrirse, muchas veces por la desidia editorial, que no es capaz de remozar obras que lo necesitan, como el Diccionario manual griego-español (el Pabón) que no falta en ninguna estantería, de principiante o experto, si bien es cierto que en su edición catalana hay acertadas mejoras. Por supuesto el Diccionario Griego Español del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ofrece un instrumento de consulta maravilloso, pero incompleto, que no salva a nuestros filólogos –y curiosos- de tener que consultar un buen diccionario extranjero, el Bailly y, sobre todo, el Liddel & Scott (LSJ en sus tradicionales siglas) donde se identifican casi autor y diccionario.

La desaparecida editorial Sopena nos ofrecía dos desiguales diccionarios: un magnífico Blánquez para latín y un encomiable Sebastián Yarza para griego. Nuestros estudiantes tienen verdaderos problemas a la hora de encontrar el segundo, que se mueve en el a veces oscuro mercado de segunda mano con precios exorbitantes. Y tenían (sí, en imperfecto) los mismos problemas para el latín, puesto que el Raimundo de Miguel no cubre con la misma solvencia las necesidades de los estudiantes.

La editorial Gredos, con el nihil obstat de los herederos de Agustín Blánquez Fraile, reedita ahora, con la comodidad que ofrece el formato en un único volumen, el Diccionario latino-español, el Blánquez, a un precio más que razonable (tan solo 64 euros).

Desde Librería Áurea, en nuestro constante apoyo a los estudios clásicos y humanísticos en general, les ofrecemos esta nueva edición con una interesante ventaja que pueden ver en nuestra web: www.libreriaaurea.com.

Esperemos, Deo volente, que nuestras editoriales apuesten por sólidos proyectos de lexicografía de las lenguas clásicas, que remocen lo funcional, que no entreguen al olvido diccionarios necesarios y no superados en español como el Diccionario griego-español de Sebastián Yarza, en fin, que nos den una de las herramientas fundamentales para el acercamiento a los textos clásicos y, todo hay que decirlo, a la producción de textos en nuestras lenguas con el clarísimo auge de metodologías activas.

FUENTE: www.libreriaaurea.com/Diccionario-latino-espanol-BLANQUEZ-FRAILE-AGUSTIN-sc7550.html

Archivado en: