Restos romanos eróticos en Irun


Joana Ochoteco | Irún www.diariovasco.com 28/03/2012

Abundante material arqueológico y una lucerna con motivos eróticos han aparecido tras el derribo de la Visera irundarra.

El derribo de la Visera ha sacado a la luz la existencia de abundante material arqueológico en el entorno de San Juan. La delegada de Obras del consistorio irunés, Cristina Laborda; y la directora del museo romano Oiasso, Mertxe Urteaga, dieron a conocer ayer los hallazgos.

El descubrimiento tuvo lugar el pasado viernes, justo detrás de donde se ubicaba, hasta el 13 de marzo, la Visera. Una vez derribada la construcción, dentro de las obras que se están llevando a cabo en el entorno de San Juan, se realizaron algunos sondeos arqueológicos que se saldaron sin resultados. No obstante se mantuvo el seguimiento y, cuando estaba finalizando la fase de movimientos de tierra, se detectó una zona menos compactada en la que se produjo el descubrimiento.

Éste consiste en el relleno perteneciente al sótano de una estancia romana. El mismo consta de 3 metros de longitud, 1,5 metros de anchura y, hasta el momento, 80 centímetros de profundidad. Son los restos de una vivienda que podría ser anterior al siglo I d.C. En su interior han aparecido multitud de vestigios de la época romana: fragmentos de cerámica de buen tamaño, una moneda y un trozo de una lucerna.

«No es habitual realizar obras con un programa arqueológico asociado, pero así se ha hecho en este caso. Gracias a ese proceso han aparecido estos restos: el sótano de una de las primeras casas romanas de Irun», explicó Mertxe Urteaga. La arqueóloga Pía Alkain ha seguido todo el procedimiento que ha conducido al hallazgo. «Según los primeros sondeos no había restos, por lo que no se planteó realizar una excavación pero sí un control arqueológico. Fue el viernes cuando descubrimos este gran hoyo, lleno de material». Respecto a la época de los vestigios, la arqueóloga explicó que «no sabemos exactamente de cuándo data el sótano, pero los materiales que lo rellenan son del siglo I d. C.».

Alkain enumeró los elementos hallados: una moneda que apareció ayer mismo, cuyo grabado aún no se distingue pero que podrá identificarse una vez limpia; los restos de una lucerna (una lámpara de aceite) decorada con motivos eróticos y numerosos fragmentos de cerámica. Los trabajos arqueológicos en la zona podrían alargarse un día más.

También pasó en 2010
Este descubrimiento se suma al de marzo de 2010, también en San Juan. Los restos hallados entonces eran testimonio «de una operación urbanística del siglo I. En esta gran obra de reurbanización de hace casi 2.000 años, se arrasaron los relieves dominantes y se rellenaron las hondonadas para habilitar un gran espacio aterrazado, en el que se dispusieron de forma regular las manzanas y viales del núcleo urbano de Oiasso», explicó Mertxe Urteaga.

Principios de los 70: Descubrimiento de la necrópolis de Santa Elena.
1992: Aparecen junto a la calle Santiago los restos de una estructura portuaria romana.
1996: Unas catas arqueológicas confirman la existencia de termas en la trasera de lo que hoy es el museo romano Oiasso.
2008: Se descubren los restos de una horrea portuaria en un solar situado entre las calles Santiago y Bidasoa.

FUENTE: http://www.diariovasco.com/v/20120328/al-dia-local/restos-romanos-eroticos-irun-20120328.html

Archivado en: