Los Taviani, Oso de Oro de Berlinale con su carcelario 'Cesare deve morire'

Rafael Poch | Berlín www.lavanguardia.com 18/02/2012

El Oso de Plata al mejor director fue para el alemán Christian Petzold, por 'Barbara', centrado en una doctora acosada por la Stasi en la antigua Alemania comunista.

Los hermanos Paolo y Vittorio Taviani, dos veteranos y artesanos del cine, han ganado el Oso de Oro, máximo premio de la Berlinale, por su película César debe morir, una adaptación del drama de Shakespeare. Durante seis meses estos dos grandes directores rodaron su obra premiada en la prisión de alta seguridad de Roma Rebibbia, con los presos en el papel de actores. El resultado es Shakespeare, en toda su actualidad.

"Esperamos que cuando esta película llegue al público, el espectador pueda decir, o decirse, al volver a casa, que también un preso, por duro que sea su crimen y la pena que paga, sigue siendo un ser humano", dijo Paolo Taviani. El jurado ha concedido este premio sin discrepancias.

El Oso de Plata lo ha ganado la película húngara "Just the wind" (Csak a Szel), del director Bence Fliegauf, sobre el destino y discriminación de los gitanos en Hungría.

Tabú, una original y arriesgada película portuguesa, del director Miguel Gomes, recibió el premio a la innovación. Gomes ha hecho una película en blanco y negro, con una segunda parte muda, que es una extraña e interesante mezcla de drama con irónica narración que el director confiesa inspirada en el alemán Murnau. Algo extrañado, Gomes confesó al recibir el premio que lo que el quería hacer no era nada innovador, sino, "una película pasada de moda".

A Royal Affaire, la película histórica del danés Nikolay Arcel sobre el romance de la reina danesa con su médico, ha obtenido el premio al mejor guión y al mejor actor, la única película con dos osos de plata.

También histórica, la china La llanura del ciervo blanco de Wang Quanan, una adaptación de la novela del mismo título del escritor Chen Zhongshui, muy conocida en China, ha recibido el premio de fotografía, a cargo del alemán Lutz Reitmeier. Es una película de más de tres horas que intenta resumir medio siglo de historia china desde el microcosmos de una aldea de la provincia de Shaanxi.

Rachel Mwanza protagonista de la película congoleña, Rebelle, sobre los dramas bélicos del Congo y filmada con actores no profesionales, recibió el premio a la mejor actriz.

El premio al mejor director ha recaído sobre el alemán Christian Petzold por la película Barbara, una nueva visión-denuncia occidental de la Alemania comunista.

FUENTE: http://www.lavanguardia.com/cine/20120218/54257293937/taviani-oso-de-oro-berlinale-cesare-deve-morire.html