La relación entre el Derecho romano, la contaminación y el medio ambiente, en la Semana de la Ciencia de la UAL

Almería www.teleprensa.es 08/11/2011

La profesora de Derecho romano de la Universidad de Vigo María José Bravo, ha impartido una conferencia sobre el trabajo de las tintorerías y lavanderías en la antigua Roma.

Alumnos de Derecho de la Universidad de Almería han participado esta mañana en la conferencia que ha impartido María José Bravo Bosch, profesora de Derecho Romano de la Universidad de Vigo, que les ha hablado de la actividad que en la antigua Roma realizaban las tintorerías y lavanderías, las llamadas fullonicas en latín. La conferencia de la profesora Bravo era una de las actividades previstas para hoy dentro de la programación de la IV Semana de la Ciencia, que se celebra en la UAL hasta el próximo viernes.

El derecho romano, ha explicado Bravo Bosch, se encargó de regular el trabajo de lavanderías y tintorerías, que era, al mismo tiempo, el más contaminante pero también el más importante para los ciudadanos romanos. La toga romana -de color blanco inmaculado en el caso de los candidatos electorales, que vestían la llamada toga cándida- , se lavaba con nitratos diversos y, especialmente, con orina humana. Los romanos apenas conocían el jabón, pero sí el poder desinfectante y desengrasante del amoniaco, que servía para lavar la ropa sucia, ropa que después aclaraban con agua para eliminar el fuerte olor del orín.

“Puede parece una anécdota pero no lo es, porque aquella actividad industrial tenía un impacto de contaminación brutal, ya que las tintorerías tenían que situarse cerca de donde vivían las personas para poder proveerse de orina humana y, al mismo tiempo, estar cerca de los ríos para poder expulsar los desechos y residuos sobrantes. La contaminación era muy grande y no había luego manera de restituir esos terrenos a su situación original”, explicaba hoy esta profesora de Derecho Romano.

María José Bravo argumentaba que el derecho romano consiguió la regulación de muchas actividades para que no tuvieran el impacto contaminante que ya entonces se sabía que tenían. Por ejemplo, sostiene esta profesora de la Universidad de Vigo, los primeros polígonos industriales surgieron también cuando se decidió trasladar a todas las lavanderías y tintorerías romanas más allá de río Tíber.

De aquella época, decía, ha llegado hasta nuestros días la máxima ‘pecunia non olet’ (el dinero no apesta). La pronunció el emperador Vespasiano, en el año 70 D.C., cuando su hijo Tito le recriminó que cobrara un impuesto a las tintorerías y lavanderías romanas.

Vespasiano le hizo oler una moneda y le preguntó si aquello olía realmente tan mal. “Lo importante, le quiso decir Vespasiano, no es de dónde provenga el dinero, sino lo que supone para las arcas del estado”, apuntaba la Profesora Bravo,

Otro de los ejemplos de regulación que estableció el derecho romano fue que las incineraciones y los enterramientos de muertos tenían que hacerse fuera de las murallas de la ciudad y a una distancia de una milla de ésta (lo que se llamaba pomerium). También, las termas (los actuales spas) porque se entendía que la salud del cuerpo influía en la salud de la mente y viceversa. “Quiero que los alumnos entiendan que todo esto viene de Roma, que instituyó la mayoría de las cosas que hoy nos parecen incluso novedades”.

La conferencia de esta profesora de Derecho Romano también ha servido para que los alumnos de Derecho conozcan que ya Plinio el Viejo pidió que finalizaran las reforestaciones en la antigua Roma porque si no, creía que no sería posible retener después el agua provocando la inundación de las ciudades. “Lo dijo en el siglo I D.C. y estamos en 2011. Es evidente que hoy la preocupación ambiental va por otro lado porque ahora somos conscientes de que los recursos se agotan”, señalaba.

FUENTE: http://www.teleprensa.es/almeria-noticia-329997-la-relacin-entre-el-derecho-romano-la-contaminacin-y-el-medio-ambiente-en-la-semana-de-la-ciencia-de-la-ual.html

Archivado en: