El spa de los romanos

Vicente Lladró | Valencia www.lasprovincias.es 22/10/2011

Las termas de Mura tenían instalaciones para hombres y otras para mujeres y junto al templo oracular ocupan casi 5.000 metros cuadrados. Paisaje y paisanaje Lliria recupera el conjunto termal más grande y completo del Imperio de Roma hallado en España.

Ir a un spa está muy de moda, pero no es un invento de ahora. Los ciudadanos del Imperio de Roma también tenían los suyos y los usaban con profusión. Eran las termas romanas y las había privadas y públicas, domésticas y enormes, con soluciones técnicas y una robustez que asombran hoy en día. En Lliria podrán contemplarse pronto las que son sin duda las más grandes y completas de las halladas en la Península Ibérica. Ocupan cerca de cinco mil metros cuadrados en un lugar céntrico de la ciudad, la zona de Mura, y ahora se está realizando la fase de restauración y consolidación de una gran parte de este conjunto monumental, merced a una inversión de 750.000 euros de la Conselleria de Cultura.

El paisaje urbano edetano se ha enriquecido con este impresionante monumento que constituyen el santuario oracular y el conjunto termal de la antigua Edeta-Lauro, que es doble: había termas para hombres y para mujeres.

Entre los gruesos muros de piedra restaurados y los dinteles de puertas que comunican unos habitáculos con otros, el alcalde de Lliria, Manuel Izquierdo, muestra unos restos de pinturas romanas y explica la importancia que tiene el yacimiento para su ciudad y para toda la Comunitat Valenciana, destacando la clara apuesta de su corporación y de la Generalitat para poner en valor el emblemático patrimonio histórico del municipio.

Los arqueólogos municipales explican con orgullo la envergadura del monumento. Carmen Martínez, Xavier Vidal y Vicent Escrivá insisten en que es el conjunto termal más grande y completo de los encontrados y que, recorriendo los restos de sus dependencias, se entiende muy bien cómo funcionaría. Se han descubierto las canaletas que distribuían el agua, los desagües, las piscinas de agua caliente, templada y fría, el sistema subterráneo de conducción de humos para caldear el suelo, las taquillas donde pagar la entrada, la tienda... En el horno todavía se han descubierto restos de cenizas (bimilenarias) de pino, olivo y algarrobo.

En Edeta existía tradición de peregrinación religiosa desde los íberos, y continuó en tiempos de Roma, como luego ha proseguido con las advocaciones cristianas de San Miguel y San Vicente.

Al templo oracular de Mura debía acudir mucha gente de la comarca 'a pedir' por sus cosechas, por la salud de los suyos... No es un templo adscrito a un dios concreto, sino que las plegarias se dirigían hacia una piedra con forma de ombligo (el oráculo) centrada en el altar.

La afluencia de público animaría la construcción de las termas al lado, en el siglo I de nuestra era. Un prócer local, Marco Cornelio Nigrino, debió tener un papel esencial en su construcción. Marco llegó a ser cónsul de Roma, gobernador de varias provincias del imperio y optó a ser emperador cuando Nerva eligió a Trajano para sucederle.

Las termas estuvieron activas hasta mitad del siglo III, después albergaron un monasterio y todo se abandonó hacia el año 610, en época visigoda. Entre tanto hubo expolio de sillares. Aquello debió funcionar como una cantera con el trabajo ya hecho. Infinidad de grandes piedras se desmontaron y vendieron. Se han identificado muchas en Valencia (por ejemplo en la cárcel de San Vicente) y Ribarroja (en Valencia la Vella).

La posterior dominación musulmana en Edeta se asentó en alto, en lo que se conoce hoy como 'LaVila Vella', y los restos que quedaban de las termas acabaron de derruirse, se cubrieron de tierra y se convirtieron en huertos abancalados, lo que salvó lo que quedaba y ha permitido que llegue hasta nuestros días. Manuel Izquierdo recuerda que, «de pequeños, jugábamos por aquí y cogíamos dátiles de unas palmeras; el desnivel de la calle llegaba a dos o tres metros». Debajo se preservó el tesoro oculto que ahora se rescata y se entroncará, debidamente preservado y ajardinado, con la trama urbana actual.

FUENTE: http://www.lasprovincias.es/v/20111022/comunitat/romanos-20111022.html

Archivado en: