''Hay investigadores que atacan la obra civilizadora de Roma''

Sabela Corbelle | Lugo www.elprogreso.galiciae.com 17/06/2011

Entrevista a Gerardo Pereira-Menaut, catedrático de Historia antigua de la USC.

¿Alguien duda de la supremacía del Imperio Romano? Sí, un grupo de investigadores del norte de Europa. ¿Por qué? Porque, dicen, los bárbaros fueron mejores. El catedrático Gerardo Pereira devolvió ayer la pregunta a los lucenses en la charla titulada ‘¿Quiere usted ser romano?’

LA ROMANIZACIÓN, puesta en duda por los americanos. Ése también podría ser el título de la conferencia ‘¿Quiere usted ser romano?’, pronunciada en la Diputación por el catedrático de la USC Gerardo Pereira-Menaut.

¿De dónde salió esta idea?

En los últimos treinta años, varios investigadores del norte de Europa, además de británicos y norteamericanos, están poniendo en cuestión la romanización, de la cual Lugo es una buena muestra. Su empeño es tal que, incluso, proponen que desaparezca esa palabra de los libros de Historia.

¿Quién financió las investigaciones?

La Fundación Científica Europea. Es una fundación seria pero integrada por gente del norte de Europa. Hasta llegaron a publicar una serie titulada ‘La transformación del mundo romano’ por la acción de los bárbaros o porque, dicen, los bárbaros purificaron Roma.

¿Y a qué se debe tal inquina contra el Imperio Romano?

Esta negación de la romanización no es fruto de una investigación histórica honrada y desinteresada, sino que tiene un objetivo perverso y bien definido: atacar la obra civilizadora de Roma, insistiendo en que los bárbaros del norte no sólo no destruyeron nada, sino que la Europa resultante de aquellos siglos le debe tanto a estos como a los romanos.

¿Y qué le parece a un catedrático de Historia Antigua como usted esta teoría?

Para entender esta nueva moda es necesario, en primer lugar, recordar cuáles fueron los principales logros civilizadores de la Antigua Roma, sus grandes aportaciones, como el concepto universal de ciudadanía o el Derecho. Y, en segundo lugar, leer algunos textos de estos investigadores nórdicos (varios de ellos ni lo son), que hablan por sí mismos.

¿Descubrimos, detrás de esto, un afán de preponderancia cultural de estos países sobre los demás?

Queda en el aire la pregunta de si no estaremos frente a un intento de reforzar el predominio del norte en Europa. No en vano, el hecho de que den a los países del sur, los de mayor romanización, el nombre de «cerdos», mediante el acrónimo ‘pigs’ (Portugal, Italia, Grecia, Spain), es un mensaje lleno de intenciones. Quizá de lo que se trata es de combatir cierto estilo de vida más humanista y menos capitalista.

¿Y podría haber razones económicas para desprestigiar el sur europeo, el más afectado por la crisis?

No, hay más trasfondo. Es algo similar a lo que dijo Merckel de que en España teníamos demasiadas vacaciones. ¡Lo que tienen es envidia, por eso los alemanes se vienen a vivir aquí cuando se jubilan, porque en España se vive mejor! Es una confrontación entre calvinistas y católicos, entre norte y sur. Entre ellos, que son más trabajadores, y nosotros, menos. En esto, laten cosas muy profundas.

De todas formas, esa mala imagen que tienen ellos de los romanos puede ser similar a la que estudiamos nosotros de los bárbaros. No en vano a esos pueblos del norte se les puso tal nombre...

Fueron los griegos quienes les pusieron el nombre porque no hablaban su lengua.

Sí, pero la palabra se incorporó al español con una connotación negativa.

En uno de los textos de estos investigadores, se dice que Roma asesina a otras civilizaciones superiores a ella. Los romanos no eran angelitos, pero ningún pueblo lo fue a lo largo de la historia y no hubo muchos enfrentamientos con los bárbaros.

Pero los romanos conquistaron la Galia (Francia).

Sí, pero hubo galos que fueron senadores en Roma, en el 48 d.C. Hay una orden del emperador Claudio pidiendo que se dé entrada, en el Senado, a los principales hombres de la Galia y hacía cien años que había sido conquistada. En esto, los romanos fueron únicos. Y, a finales del siglo II d.C., hubo un emperador africano. Por eso, no resulta tan extraño que Obama, que es semiafricano, gobierne ahora, en pleno siglo XXI, Estados Unidos y, con ello, el mundo.

Otra hipótesis: ¿no podría haber, detrás de estas teorías, un afán por resucitar el celtismo?

El celtismo es un movimiento cultural con poca base histórica.

Eso no significa que no hubiese existido una cultura anterior a la romana, la castrexa.

Tácito escribió que los pueblos de Germania eran grandes. Estrabón, en cambio, dijo que estaban muy segmentaditos, pero era una visión más interesada y subjetiva. Se podrían unir unos y otros, pero al final no lo hicieron, no tuvieron fuerza.

¿Cómo eran los habitantes anteriores a la ocupación romana en Lugo?

Lucus Augusti es una fundación romana, aquí no había indígenas. Fue una capital conventual (‘conventus iuridicus’). ‘Conventus’ significa ‘reunión’ e ‘iuridicus’, lectura de Derecho. A Lucus Augusti venía un representante de Roma a leer la cartilla, lo que le llamaban el edicto. Los moradores de Lucus eran de fuera, esclavos imperiales, y aquí no había población indígena, ésta vivía fuera de murallas y sus tierras, como todas, pasaron a ser del emperador o del Senado. Probablemente, les facilitasen alimentos a los romanos como impuestos o en especie.

FUENTE: http://elprogreso.galiciae.com/nova/96142.html

Archivado en: