The Latin touch (El toque latino)

William Sutton (traducido por J. M. Glez. Villanueva) | Speak Up www.rbarevistas.com/speakup.php

Antaño fue una lengua importantísima, como hoy lo es el inglés, pero en la actualidad el latín apenas se estudia en el Reino Unido. Aunque como revela el autor de este artículo, profesor de latín, es más vigente de lo que creemos.

Tengo una confesión que hacer. Además de ser escritor, soy profesor de latín (y de griego clásico).

¿Estudian latín los británicos? Hace 50 años un gran porcentaje de los alumnos de colegio lo hacían. Hoy se enseña principalmente en colegios privados. Muchos profesores se jubilan cada año; y solo dos universidades forman profesores de latín. Muchos estudiantes estudian a los clásicos solamente a través de traducciones. Seguramente esto significa el fin del latín – y, algunos dirán: ¡hasta nunca!

LOS CATASTROFISTAS
Los periodistas y otros catastrofistas constantemente predicen el fin del latín. A mí me parece cómico predecir la muerte de una lengua ya extinta. Cuando admito que soy profesor de latín, la gente me mira como si fuera un perro verde. A menudo me mandan artículos periodísticos sobre lo inútil que es el latín, o sobre lo importante que es, o sobre si el latín vuelve.

Pero ¿Por qué le importa este tema tanto a la gente? De alguna manera el latín representa todos nuestros miedos sobre la educación. Formación profesional en yuxtaposición con la tradicional, los privilegiados en comparación con los no privilegiados.

¿QUIÉN Y POR QUÉ?
¿Por qué estudiamos latín? No es la base de nuestro idioma, el inglés, como lo es del italiano, el portugués o el español. Aún así, a pesar de la estructura germánica de la estructura del inglés, alrededor de un 45 por ciento de nuestro léxico se deriva de las lenguas románicas. El vocabulario intelectual viene a menudo del latín: el idioma de las ciencias, el arte y la tecnología.

¿Quién aprende latín hoy? Una definición del típico gentleman inglés dice así: “Alguien que una vez conoció los clásicos pero que ya los ha olvidado”. Pensamos en los humoristas aristócratas que han estudiado en Oxford o en Cambridge alardeando en programas de televisión: el actor y escritor Stephen Fry, John Cleese y su grupo Monty Python; Boris Jonson, el alcalde de Londres.

Este elitismo provoca ira a la vez de admiración. La Campaña por la Simplificación del Inglés a luchado contra el uso innecesario del latín: los abogados ya no usan frases en latín siempre que haya alternativas en inglés. Aún así aún amamos la escena de La Vida de Brian de los Monty Pitón donde un centurión corrige el graffiti de Brain. Para entender la broma necesitas saber latín: “Romanes eunt domus” no tiene sentido, lo que él quiere escribir es “Romani, ite domum” (Romanos, iros a casa).

EL IDIOMA DEL DIA A DIA
El inglés que usamos todos los días está lleno de palabras latinas. Muchas las cogemos directamente y otros son derivaciones.

La ciencia (del latín) y la tecnología (del griego) han llenado el inglés de vocabulario clásico: galaxia, protones, eléctrico, democracia, teléfono (griego), universo, circuito, elección y primer ministro (latín).

El nombre de los huesos viene del latín, desde patella (rótula) a la clavícula. Órganos y enfermedades a menudo vienen del griego: estómago, leucemia. Los botánicos y los zoólogos dan a las plantas y a los animales nombres clásicos. Además muchos de los nombres de las mismas asignaturas del colegio vienen del griego: Geografía, Historia, Matemáticas, Psicología y Filosofía.

¿HACIA DONDE?
“Esto me suena a griego”, era una frase que usaba Shakespeare para rechazar todo lo que no entendía. Aún así todavía admiramos a aquellos que incluyen el conocimiento del latín en su curriculum vitae. El famoso por su ignorancia Dan Quayle, vicepresidente con George Bush padre, se lamentaba por no haber prestado mas atención cuando estudió latín en el colegio en una visita que hizo a…¡Latinoamérica!

La gente me paga para que les traduzca emblemas de clubes, certificados y tatuajes. La gente compra muebles, artículos de papelería y camisetas con inscripciones en latín. David Beckham tiene tatuajes escritos en latín (y el número 7 en números latinos). ¿Por qué? Porque parece importante. El latín da dignidad, grandeza. Así que, aunque piense que es inútil, recuerde: quod latine dictum est altum videtur, o “Sea lo que sea que digas, si lo dices en latín parece profundo”.

PRONUNCIACIÓN Y DELETREADO
Los ingleses que pronuncian latín están confundidos. Cuando una palabra parece pertenecer al inglés normal, se hace inglesa de una forma sin vergüenza: alias, alibi, audio, doctor, exit, flux, memorando, status. Quasi en inglés tiene una a larga y la i sonora. La segunda c de cancer es suave, la g de agenda también es suave, y hay una j en de jure.

Cuando el inglés adopta una frase entera, su pronunciación es un poco mas latina: sine qua non, mea culpa, modus vivendi, quid pro quo.

Cuando los ingleses cantan en latín en las iglesias lo hacen usando una pronunciación italiana. Pero en los colegios se sigue la pronunciación Standard europea de Erasmus. Y a los italianos les parece gracioso la forma en que los ingleses leen frases como “arma virumque cano”.

Cuando el inglés británico adopta palabras griegas como “encyclopaedia” mantiene la “ae” tras la “p”, mientras que los americanos usan simplemente la “e”: encyclopedia. Esto causa confusión entre los nombres. Aeschylus habitualmente conserva la ae en su comienzo, mientras que en Oedipus se puede escribir o bien con oe o con una simple e al comienzo: Edipus. Y Daedalus se puede escribir o bien con ae – Daedalus – ó con e – Dedalus.

Además nos encantan las abreviaturas latinas, incluso si no sabemos a qué palabras corresponden exactamente, aquí tenemos algunos ejemplos:
AD: Anno Domini, Am: ante meridiem, Pm: post meridiem, Eg: exempli gratia (por ejemplo), Ie: id est (así es), Viz (videlicet) concretamente, QED: quod erat demonstrandum,

VIVO Y COLEANDO
Han transcurrido más de dos mil años desde la caída del Imperio Romano. Sin embargo, la influencia de su cultura y su lengua, el latín, sigue vigente en campos tan variados como la política, el derecho, la psicología o el cine.

El gobierno del Reino Unido ha ignorado las peticiones para ofertar el Latín en todos los colegios. Pero el mundo antiguo aún cautiva nuestra imaginación, desde las leyes y los políticos hasta películas como 'Lucha de Titanes' o 'Percy Jackson y el ladrón del rayo'.

COGITO ERGO SUM
Desde el mundo político, las leyes, por ejemplo, tenían que ser aprobadas por las dos cámaras. El Reino Unido copió este sistema. Los Estados Unidos fueron aún más lejos, colocando el Senado y la Casa de los Representantes en la colina del Capitolio. El poner la cara de nuestros líderes en las monedas es una inspiración de origen romano.

Los romanos nos dieron la ley civil y pública, el juicio con jurado, y el principio de la presunción de inocencia. Los políticos de hoy están aún influenciados por la oratoria de Cicerón. Tomamos los recursos retóricos de los clásicos: símiles y metáforas, sinécdoque y metonímias. Aunque prefiramos las películas o la poesía, aún usamos sus diferentes géneros literarios: tragedia y comedia, épica y sátira.

Incluso desdes los tiempos de Freud, la psicología ha usado términos y conceptos clásicos. Nosotros somos conscientes de nuestro ego, id superego. Reconocemos el narcisismo, ñas manías y el complejo de Edipo. La filosofía se construyó a partir de Platón y Aristóteles, dándonos argumentos a priori y a posteriori, silogismos y reductio ad absurdum. Todo el mundo conoce la frase de Descartes: “Cogito ergo sum”.

CIENCIA Y DEPORTE
La ciencia está llena de palabras en latín, desde el más humilde óvalo geométrico hasta el todopoderoso Tyrannosaurus Rex de la paleontología. En la meteorología, tenemos nubes cumulo-nimbus, en física, el quantum. Nombramos los planetas con nombre de dioses Romanos. Nuestros vecinos Marte y Venus reflejan el enredo mitológico entre el amor y la guerra. El dios Plutón relegado al “inframundo” desde 2006, es un planeta “desplanetado”.

En los deportes, los romanos cogieron los propósitos griegos y los convirtieron en un gran negocio, con estadios y apuestas. Si ves hoy una carrera de caballos o la Formula 1, no puedes evitar pensar en las carreras de carros del Circo Máximo. Las celebridades y la histeria que rodean al boxeo, la lucha libre, el fútbol o el rugby nos recuerda a los gladiadores de Roma.

LOS ABOGADOS DEL LATIN
Los profesores de lenguas clásicas de Oxford han pedido recientemente al gobierno británico que dé al Latín el mismo estatus que las lenguas modernas en los colegios.

El Ministerio de Educación respondió: “el latín es una asignatura importante, valiosa a la hora de aprender lenguas modernas y muy útil como base de muchas disciplinas. Sin embargo, no está clasificada dentro del currículo como una lengua moderna ya que los alumnos no pueden interactuar con hablantes nativos o visitar partes del mundo donde el latín se hable como lengua nativa”. ¡Una respuesta diplomática!

Incluso si solo unos cuantos colegios británicos enseñan latín, nadie niega su influencia en la vida moderna. El título de un libro reciente lo dice todo: “Vota a Cesar: Cómo los Antiguos griegos y los romanos resolverían los problemas de hoy en día”. En el próximo artículo investigaremos si esto es realmente verdadero. Pero no hay duda de que la cultura clásica está con nosotros cada día, no importa lo que diga el Ministro de Educación. QED. Y para probarlo, aquí tengo unas cuantas palabras y expresiones latinas que se usan en el inglés del día a día.

Virus, Antenna, Doctor, Facsimile, Via, Modus operandi, Per diem, Sine qua non, RIP (Requiescat In Pace), QED (Quod Erat Demonstrandum), Vice versa, Alter ego, Alumnus, Alma mater, Post mortem, Bona fide, Tedium, Museum, Simulacrum, Agenda, De facto, Ex cathedra, Statu quo, Quid pro quo, Sic, Ad hoc

* La presente traducción del artículo 'The Latin touch', publicado en los meses de enero y febrero de 2011 en la revista 'Speak Up', ha sido realizada por Juan Manuel Glez. Villanueva, profesor de inglés y coordinador del programa de bilingüismo en el IES Sierra Nevada de Fiñana (Almería). El artículo original en inglés se puede leer en: http://lingualatina-orberg.blogspot.com/2011/05/latin-touch.html

Archivado en: