Libia. La Unesco pide que el conflicto no dañe el patrimonio cultural

Madrid | SERVIMEDIA 23/03/2011

La directora general de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), Irina Bokova, pidió este miércoles a Libia y a la coalición de Estados encargados de crear una zona de exclusión aérea sobre ese país que respeten la Convención de La Haya para la Protección del Patrimonio Cultural en caso de conflicto armado y sus dos protocolos y que mantengan las operaciones militares lejos de los sitios culturales.

La Unesco señaló que ocho de los diez países que forman la coalición implicada en las operaciones militares son parte de la Convención (Bélgica, Canadá, Catar, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia e Italia), es decir, todos salvo Emitaros Árabes Unidos y Gran Bretaña.

En una carta enviada a los representantes permanentes ante la Unesco de estos países, Bokova asegura que, "en lo que se refiere al patrimonio cultural, Libia es de gran importancia para la humanidad".

"Varios sitios excepcionales atestiguan de los grandes logros técnicos y artísticos de los antepasados del pueblo de Libia y constituyen un legado muy valioso para toda la humanidad", añade. Bokova subraya que, en virtud del artículo 23 de la Convención de La Haya, la Unesco está dispuesta a desempeñar un papel mediador para facilitar la preservación del patrimonio cultural.

Libia cuenta con cinco sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial: la ciudad vieja de Ghadames, conocida como "la perla del desierto"; el sitio rupestre de Tadrart Acacus, que contiene miles de pinturas rupestres de entre 12.000 antes de Cristo y el siglo I después de Cristo; el sitio arqueológico de Cirene, provincia romana en el año 74 d.C.; el sitio arqueológico de Leptis Magna, fundada en el primer milenio a.C., y el sitio arqueológico de Sabratha, factoría fenicia a la que confluían los productos del interior del continente africano.

Archivado en: