El aperturismo humanista de Arias Montano

Andrés Marín Cejudo | Huelva www.elmundo.es 01/03/2011

Investigadores de la Universidad de Huelva rescatan la obra del teólogo del XVI.

Benito Arias Montano (Fregenal de la Sierra, 1527; Sevilla, 1598) encontró el remanso de paz que buscaba en la Peña de los Ángeles, un alto promontorio de Alájar desde el que se domina la insultante belleza de la Sierra de Huelva. Allí, ya ordenado sacerdote, el humanista encontró un idóneo lugar espiritual para adentrarse a fondo al estudio de los textos bíblicos, que terminaron por convertir a este pensador en un adelantado a su tiempo por sus ideas humanistas y tolerantes, lo que provocó, a su vez, el chasquido inmisericorde de la Inquisición.

Hoy, aquel lugar mágico de la Sierra de Aracena lleva su nombre para recordarlo y la Universidad de Huelva (UHU) concluye la traducción del volumen octavo de la 'Biblia Políglota' de Amberes por él dirigida, un trabajo que pone de relieve la actitud aperturista en los ideológico, social y político de Arias Montano.

El humanista recibió en 1568 el encargo más importante de su vida: la dirección de la 'Biblia Regia', un trabajo que le encomendó Felipe II y que le permitió entrar en contacto con las ideas reformistas que bullían en Europa y que fueron claras precursoras de la mentalidad ilustrada que luego llegaría.

El grupo de investigación de la UHU 'Trayectorias ideológicas del humanismo andaluz: hebraísmo en Arias Montano', dirigido por el profesor Luis Gómez Canseco, lleva años dedicado al estudio y publicación de las obras del humanista dentro del proyecto 'Bibliotheca Montaniana', lo que ha permitido un conocimiento más exhaustivo del pensamiento del humanista. Con la edición y traducción del citado volumen de la 'Biblia de Amberes', culmina uno de los principales retos de estos investigadores.

El profesor Luis Gómez Canseco explica que, como consecuencia de la extinción de la 'Biblia Políglota Complutense' (impulsada años antes por el cardenal Cisneros y con versiones en hebreo, griego, arameo y latín), Felipe II acometió la empresa literaria de traducir nuevamente esa importante obra a partir de la colaboración "del que por entonces fue su fiel consejero y bibliotecario, Benito Arias Montano".

La trascendencia de esta Biblia residía en que no se trataba de una simple reedición de la Complutense, sino que introducía importantes innovaciones, como el Nuevo Testamento en caracteres arameos y hebreos, además de incluir la traducción latina de 'anctes Pagnino',la segunda versión de la Biblia traducida al latín después de la Vulgata y la primera en incluir versículos numerados.

Arias Montano revisó la traducción de Pagnino y añadió otro volumen en el que disertaba sobre la geografía bíblica, las medidas hebreas, la disposición del templo, las vestiduras de los sacerdotes y la interpretación de la lengua hebrea. Este texto bíblico escrito en hebreo, griego, latín y arameo fue causa de censuras y acusaciones en época del reinado de Felipe II pero, a partir de su lectura, "hemos podido extraer la enorme conciencia religiosa que existía en la época y que se extendía a todas las esferas de la vida en la sociedad de entonces", añade el investigador onubense.

En el Renacimiento, el Papado era la institución que aprobaba la publicación de ciertos libros y en aquel entonces "se consideró que la Biblia Regia tenía influencias judaicas", argumenta Gómez Canseco. Ahora, con la recuperación y traducción de estos textos, se pone de manifiesto que la educación universal y la solidaridad con los más necesitados eran pilares fundamentales de la mentalidad de los eruditos de los siglos XVI y XVII. Se establece así "una conexión con el pensamiento moderno que se va generando en el XVIII de tal manera que ya existía una primera modernidad con el humanismo en el siglo XVI", vislumbra el investigador.

'La Bibliotheca Montaniana'
El primer objetivo de este grupo de investigación es la edición de textos y estudios en torno a la obra y figura de Arias Montano cuya meta es, a largo plazo, ofrecer un importante conjunto editorial, la Bibliotheca Montaniana. Esta colección pondrá al servicio de la comunidad científica un conjunto de textos en "ediciones crítica fiables y con traducciones adecuadas, que enriquecerá el trabajo de historiadores, estudiosos de la literatura, de la filosofía y la teología", apunta Gómez Canseco.

Se trata de un proyecto que nació vinculado a los proyectos de investigación que se vienen desarrollando en la Universidad de Huelva desde 1999 y que ha sido respaldado por varios planes nacionales. Las últimas obras publicadas en 2009 relacionadas con la vida y obra de Benito Arias Montano y que forman parte de la citada Biblioteca son 'La correspondencia de Benito Arias Montano con el presidente del Consejo de Indias, Juan de Ovando', en la que se desvelan asuntos de materia política, teológica y literaria; y 'El Cantar de los Cantares en el judaísmo español', donde se explican las raíces hebraizantes del movimiento humanista y se pone de manifiesto la concepción judaica del poema medieval.

Archivado en: