Las termas romanas de Llíria se convertirán en un parque arqueológico urbano

Noelia López | Llíria (Valencia) www.levante-emv.com 25/02/2011

Los primeros trabajos repararán pavimentos y paramentos ornamentales y la circulación del agua.

El Santuario Oracular y las Termas Romanas de Mura de Llíria es el conjunto arqueológico del siglo I más importante de la comarca del Camp de Túria y uno de los mas destacados de la Península Ibérica. Así lo demuestran los trabajos de recuperación y puesta en valor que están llevando a cabo técnicos, arquitectos y arqueólogos para convertirlo en un parque arqueológico integrado en la ciudad.

La directora general de Patrimonio Cultural, Paz Olmos, y el alcalde de Llíria, Manuel Izquierdo, presentaron ayer la primera fase de actuación del proyecto en el que la Conselleria de Cultura ha invertido más de 900.000 euros y que en total alcanzará 1.800.000 para completar dos fases posteriores. Izquierdo calificó el proyecto de "emblemático" para el patrimonio histórico y añadió que su puesta en valor contribuirá a aumentar el número de visitantes a la localidad. Por su parte, Olmos señaló que el yacimiento de Mura "aúna dos características que definen a la Llíria de hoy: su importante pasado romano y la fuerte vinculación con la cultura hidráulica".

Trabajos en la primera fase
En esta primera fase de intervención, que finalizará después del verano, se llevarán a cabo los trabajos de conservación e intervención en las termas mayores y el santuario, así como la ejecución de un centro provisional de visitantes. De esta manera se facilitará la compresión del yacimiento y su visita mientras prosiguen los trabajos.Para ello, se repararán pavimentos y paramentos ornamentales así como los sistemas de circulación del agua y la climatización de las salas.

Asimismo, se recrecerán muros empleando técnicas de construcción romanas diferenciando y preservando las zonas originales. Además se introducirá una explicación multimedia del conjunto de edificios y la difusión de los trabajos arqueológicos desde el hallazgo de los restos en los años setenta.

El conjunto arquitectónico de la antigua Edeta constituye un gran complejo religioso y curativo de unos 20.000 metros cuadrados compuesto de un santuario oracular, dos grandes edificios termales, uno para hombres y otro para mujeres, un hospitium para albergar a los visitantes y diversas tabernas.

Archivado en: