En peligro de deterioro gran colección de ánforas romanas del Museo de Istria


Pula (Croacia) EFE 09/02/2011

Una de las mayores colecciones de ánforas romanas en el mundo, con un total 2.119 piezas, corre peligro de deterioro debido a las malas condiciones de almacenamiento en las que se encuentra desde hace 18 meses. "Estoy preocupada porque es un depósito que había sido ideado como muy temporal, pero que se ha prolongado mucho. Hay que destacar que muchas de esas ánforas tienen inscripciones en color que podrían desaparecer", declaró a Efe Alka Starac, del Museo Arqueológico de Istria, en Pula, donde fueron descubiertas hace cinco años.

La investigadora se refería a las barracas de madera en las que están apiladas las ánforas. Además, advirtió de que es imprescindible limpiar, pegar y conservar las ánforas lo antes posible en el laboratorio arqueológico.

Según Starac, esta es la "mayor colección de ánforas en el mundo que haya sido documentada", aunque de ninguna forma se trata de las piezas más antiguas. En cualquier caso, insistió en la necesidad de proteger toda la zona donde fueron encontradas las ánforas, ya que se han detectado ocho metros de distintos estratos con restos arqueológicos.

Las ánforas, que datan del siglo I antes de Cristo, fueron descubiertas en el centro de Pula, en el sur de la península de Istria, durante las obras de construcción de un garaje subterráneo. El yacimiento se encuentra cerca del anfiteatro de Pula, uno de los mejor conservados del mundo.

La constructora responsable de la obra no ha asumido la obligación, prevista por la legislación croata, de contribuir a la conservación de hallazgos arqueológicos y de los objetos encontrados. El dueño de la compañía es el general retirado Vladimir Zagorec, que en 2008 fue extraditado por Austria a Croacia y luego condenado a siete años de prisión por malversación de fondos públicos.

El canal de televisión "Nova TV" ha mostrado imágenes de los almacenes donde se ubican las ánforas en las que se pueden ver como las piezas están apiladas unas sobre otras y como algunas están rotas.

En declaraciones a ese canal, un representante del Departamento de Conservación del Ministerio de Cultura consideró que las ánforas no han estado descuidadas durante tanto tiempo, aunque reconoció que "lamentablemente" los trámites son lentos.

El director del Museo Arqueológico de Istria, Darko Komso, confesó a Efe su esperanza de que "la atención de los medios empuje a las autoridades a hacer algo" ya que la empresa no responde. Sin embargo, negó que las ánforas hayan sido tratados de forma incorrecta.

Archivado en: