La excavación del templo romano lleva dos meses paralizada

Eugenio Rodríguez | Ibiza www.diariodeibiza.es 31/01/2011

Se ha desenterrado la planta del edificio, pero no se ha accedido a niveles inferiores donde se contempla hallar más restos.

La construcción de los pilares que deben sustentar los antiguos arcos de los siglos XVI y XVII de la casa del Gobernador afecta a la estructura de un templo de época romana hallado en las obras del Castillo. Algunos de los micropilotes que se instalaron para sujetar el doble arco previsto han quedado insertados en parte de los muros de la estructura. Los arqueólogos descubrieron estos restos durante la cimentación de los micropilotes. Tras destapar la estructura, la excavación quedó parada en noviembre a la espera de que Turespaña y el Consell decidan de qué manera se puede levantar la estructura y conservar el yacimiento.

La excavación del templo de época romana hallado durante las prospecciones arqueológicas de las obras del Castillo está paralizada desde principios de noviembre a la espera de la decisión que adopten Turespaña, la empresa pública dependiente del Gobierno central que construye el Parador turístico, y el Consell de Ibiza.
Este yacimiento se encuentra en el patio de la Casa del Gobernador, justo en la zona donde se proyecta instalar los pilares que deben sustentar los arcos del siglo XVI y XVII que en junio de 1999 se derribaron durante unas obras de rehabilitación del Castillo pese a que el proyecto exigía que fueran desmontados a mano, piedra a piedra, para proceder después a su reconstrucción. Las estructuras fueron recuperadas y almacenadas a la espera de que pudieran rehacerse.

Ahora, antes de descubrir el templo romano, se instalaron unos micropilotes sobre el suelo para sujetar los arcos. Posteriormente, los arqueólogos descubrieron restos de la estructura del templo y al ahondar en el terreno sacaron a la luz toda la planta (las paredes del recinto, gradas y la entrada). Algunos de los micropilotes (tubos de acero) han quedado insertados en parte de los muros del templo. Turespaña no ha respondido a la solicitud de este periódico para entrar en el recinto y fotografiar el yacimiento ni el Consell ha querido facilitar imágenes.

Las fuentes consultadas apuntan que el Consell y Turespaña están estudiando una solución para conservar el yacimiento y poder sostener la estructura de los arcos prevista para recuperar la antigua fisonomía del patio de la Casa del Gobernador. Mientras se busca una solución se ha dejado en suspenso la excavación del templo, así como de los vestigios de casas púnicas y de la antigua ciudad fenicia hallada en este mismo espacio. En cambio, la excavación de la otra estructura de la antigua ciudad fenicia desenterrada en el patio de armas ya ha culminado. Se ha excavado hasta la roca madre. Ahora queda el trabajo de investigación de los restos hallados.

Restos de un templo púnico
En cuanto al templo romano, un hallazgo «importantísimo» a nivel científico y patrimonial según las fuentes consultadas, solo se ha excavado la superficie del yacimiento, donde ha aparecido la planta, con muros de un metro de altura. Los arqueólogos consideran que el templo es de la época del alto imperio romano porque así lo demuestran los materiales de cerámica hallados, aunque en un nivel inferior se pueden desenterrar restos que podrían demostrar que es aún más antiguo.

Existe la certeza de que por debajo hay más estratos y se piensa que si se sigue excavando se pueden hallar los restos de un templo de época púnica, algo que, según las mismas fuentes, sería algo «excepcional». Al estar ubicado en la acrópolis de la ciudad, se plantea la posibilidad de que los romanos hubieran podido construir su templo sobre otro anterior, obra de los púnicos.

Archivado en: