La Junta declara Las Médulas como nuevo Espacio Cultural por sus especiales valores históricos y culturales

Valladolid | EUROPA PRESS 23/12/2010

El Consejo de Gobierno ha acordado la declaración de Las Médulas, en León, como Espacio Cultural por sus especiales valores históricos y naturales.

Según ha explicado el portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, esta nueva declaración, que también tiene ya la Sierra de Atapuerca, establecerá un mecanismo de gestión, difusión y fomento de actividades que facilite el desarrollo sostenible de esta zona de la comarca de El Bierzo.

En concreto, la declaración de Espacio Cultural aprobado por el Consejo de Gobierno permitirá establecer un Plan de Adecuación y Usos que defina e interprete esos valores culturales, históricos y naturales. "Un Plan que servirá para hacer un diagnóstico y una previsión de su evolución, y establecerá las normas y directrices generales para gestionar el Espacio Cultural y lograr su mejor conservación", ha precisado el portavoz.

El ámbito geográfico del Espacio Cultural coincide con el área de la Zona Arqueológica que comprende un territorio histórico y unitario vinculado a la explotación minera romana, los yacimientos arqueológicos y los elementos del patrimonio cultural que testimonian su evolución.

Por su parte, en el Espacio Cultural de Las Médulas se conservan estructuras mineras de la época romana que, con el paso del tiempo, han formado un "paisaje característico" modelado también por la actividad humana, ha recordado el portavoz.

De Santiago-Juárez ha recordado también que el complejo arqueológico de Las Médulas representa la "labor minera de mayor envergadura de la época romana conocida en el mundo". Para la Junta, el territorio del Espacio Cultural es un ejemplo único de paisaje en el que se puede rastrear la huella de procesos e innovaciones tecnológicas que permitieron llevar a cabo una explotación económica del territorio a gran escala.

Las transformaciones sufridas por el medio han quedado fosilizadas de forma excepcional en el paisaje actual. La explotación minera de Las Médulas trasciende la dimensión de yacimiento arqueológico, puesto que representa un hito dentro de la conquista y dominación de las tierras del Noroeste de Hispania y su incorporación al Imperio Romano. En las Médulas confluyen una serie de aspectos económicos, sociales e ideológicos que facilitan la comprensión de la estrategia de ocupación de este sector de la Península.

De forma paralela a la explotación del complejo aurífero se produjo una transformación en los asentamientos de población en lugares donde ya existían castros prerromanos como los de Borrenes o Castrelín de San Juan de Paluezas. También se ha avanzado en el conocimiento de la estructura social de la explotación aurífera y de su actividad económica, especialmente orientada a la agricultura y la ganadería, aunque también desarrollaban actividades artesanales y mercantiles vinculadas a las villas y el Camino de Santiago. Paralelamente, comienza el apogeo de la minería del hierro en la zona de la Chana de Borrenes.

A lo largo de estos siglos se va configurando la importancia e influencia de El Bierzo, distrito que aglutina fortalezas, como el castillo de Cornatel, villas y valles. Dentro del Espacio Cultural y en su área más próxima, hay testimonios notables del arte románico, como el tímpano de la iglesia de San Salvador de Castroquilame o las portadas de la antigua iglesia del Monasterio de Santa María de Carracedo. Del gótico final, dentro de su etapa manierista, está el retablo de la iglesia parroquial de Lago de Carucedo.

Durante la época moderna, la comarca berciana mantiene su aislamiento produciéndose incluso una pérdida de población, pero a partir del siglo XV y en el XVI, comienzan a funcionar varias ferrerías que servirán de motor a una incipiente industria siderúrgica y minera que, a lo largo del siglo XIX, permitirá una recuperación económica y demográfica, especialmente del carbón y de los aprovechamientos eléctricos, convirtiendo a Ponferrada en cabeza de la región.

Dentro del ámbito del Espacio Cultural, el patrimonio etnográfico incluye una importante muestra de arquitectura tradicional, entre la que destacan las pallozas, los hórreos, los hornos de pan o las viviendas de corredor. Especial mención merecen las construcciones religiosas, muchas de ellas de origen medieval, reformadas en los siglos XVI y XVII, como la iglesia de San Simón de Las Médulas, la ermita de San Juan de Vilarelo y la iglesia de Santa Marina de Lago en Carucedo, la iglesia de San Pelayo de Yeres o el conjunto de la iglesia y casa rectoral de Santa María de La Chana.

Archivado en: