"Somos herederas de las mujeres de Roma"

Carolina Molina www.elheraldodelhenares.es 04/12/2010

Entrevista a la escritora valenciana Isabel Barceló, que acaba de publicar su primera novela histórica “Dido, reina de Cartago” en la editorial madrileña Es ediciones.

En su blog Mujeres de Roma nos dice: “El momento más feliz del día es el que dedico a escribir. Estoy fascinada por Roma, una ciudad única en el mundo occidental, y empeñada en que se recuerde a sus mujeres, que es como recordar a todas las mujeres del mundo”. Con esta entrevista intentaremos desvelar su pasión por el mundo romano y por un personaje legendario como es la reina Dido, fundadora de la ciudad de Cartago.

EL HERALDO DEL HENARES: Isabel, eres licenciada en Filosofía y Letras y por tus ocupaciones relacionadas con la Real Academia de España en Roma parecía más lógico imaginarte escribiendo novela pero no de corte histórico. ¿Cómo llegó tu afición por la historia y, en especial por Roma?

ISABEL BARCELÓ: Desde niña he tenido afición por la historia, soy muy imaginativa y todo lo relacionado con el pasado disparaba mi fantasía. Respecto a Roma, debo decirte que quedé enamorada de esa ciudad la primera vez que la visité. Y desde entonces no dejo de pensar en ella…

EHH: Has creado un blog sobre Mujeres de Roma (http://mujeresderoma.blogspot.com/) ¿qué diferencia a las mujeres de Roma de las de cualquier otra cultura?

ISABEL BARCELÓ: Mejor te diré que las mujeres de Roma nos representan a todas las mujeres occidentales. Somos herederas suyas. Y, en cualquier caso, las experiencias que ellas vivieron tienen valor universal, nos son comprensibles y útiles.

EHH: ¿Por qué, entonces, elegiste a la reina Dido, que era fenicia, para tu primera novela?

ISABEL BARCELÓ: En primer lugar porque fue una mujer extraordinaria, inteligente, valiente, decidida y responsable, que entró en la historia por derecho propio. Y luego porque en sus amores con el príncipe troyano Eneas, tal como nos lo presentó Virgilio en la Eneida, se nos dice cómo debe comportarse el ciudadano romano ante el amor. Y desde luego, ese modelo sigue vigente en nuestra sociedad. Me parecía interesante que pudiéramos darnos cuenta de ello.

EHH: Con motivo de la escritura de esta novela, surge una iniciativa innovadora: no sólo la escribes en tu blog, sino que propusiste a tus seguidores que eligieran un personaje de la historia antigua o de su propia invención, con el compromiso de incluirlo en tu novela.

ISABEL BARCELÓ: Sí, esto surgió porque en el blog teníamos una tertulia muy animada y un nivel de comunicación muy alto. Mis lectores, convertidos ya en amigos, seguían con mucho interés todos los relatos y esta propuesta surgió de manera natural. Me parecía divertido y emocionante. Así que cada cual eligió el personaje que quiso y se dispuso a seguir sus aventuras, a esperar cuál sería su personalidad y su papel en la novela. Ha sido una experiencia humana y creativa riquísima.

EHH: ¿Cómo fueron sucediéndose los extractos que colgabas en tu blog y cómo fue el proceso de elaboración de los mismos?

ISABEL BARCELÓ: Los capítulos los iba escribiendo y colgando en la red con una frecuencia de dos capítulos a la semana. Los lectores comentaban, hacían cábalas acerca de cómo continuaría la historia, qué ocurriría a continuación… Y no acertaron nunca. Comprenderás que mi juego era sorprenderlos. Fue un proceso arduo para mí, porque mantener esa tensión narrativa durante los 11 meses que duró la creación de la novela exigió un gran esfuerzo y dedicación, pero fue también gozoso. Y esa alegría se nota en la novela.

EHH: Tradicionalmente y teniendo en cuenta los pocos documentos históricos sobre la historia de Cartago, se ha dado en creer a Dido como la fundadora de la ciudad. ¿Qué hay de verdad o de licencia literaria en tu novela?

ISABEL BARCELÓ: Dido vivió hace aproximadamente 3.000 años, en una época en que la frontera entre la historia y la leyenda o el mito era difusa. Lo que conocemos de Dido viene de fuentes latinas, probablemente también con elementos legendarios. He recurrido a esas fuentes para narrar la parte de la huída de Tiro, sus aventuras por el mediterráneo para encontrar una nueva tierra y la fundación de Cartago. Para los amores con Eneas he seguido fielmente lo que se cuenta en la Eneida, pero incorporando una versión nueva: la de los cartagineses y, además, con visión femenina. Mucho me temo haber contradicho a Virgilio…

EHH: En la novela no sólo aparece Dido como personaje femenino, naturalmente, le das importancia a otros muchos, tal es la narradora Imilce. ¿Por qué una narradora para contar la historia de Dido?

ISABEL BARCELÓ: Creo que las mujeres hemos sido grandes narradoras. Robert Graves así lo afirmaba en su novela “La hija de Homero”. La elección de Imilce fue espontánea, no obedecía a una idea en especial. Ahora bien, teniendo en cuenta que escribo habitualmente sobre mujeres, era lo natural.

EHH: ¿Qué es lo más gratificante que te ha aportado tu blog y tu novela?

ISABEL BARCELÓ: Del blog, la amistad y el entusiasmo que me ofrecen muchos lectores, la oportunidad de haber conocido en el ciberespacio a personas maravillosas. De la novela, el que muchos lectores me manifiesten haberla leído con alegría, emoción y la sensación de estar ellos mismos en Cartago. Algunas personas me han dicho que, ante las dificultades, piensan en la reina Dido y ello les da fuerza. Eso me refuerza a mí también.

EHH: ¿Seguirás relacionándote con tus lectores en el blog? ¿Quizás la siguiente novela volverá a ser un experimento participativo?

ISABEL BARCELÓ: Con el blog llevo ya 4 años y espero continuar muchos más. Y, desde luego, repetiré la experiencia participativa, ha sido muy satisfactoria.

Pueden leer los primeros capítulos de “Dido, reina de Cartago” desde el enlace siguiente: http://esediciones.com/IMG/pdf/dido.pdf

Archivado en: