'Hispania' responde a sus fallos históricos

M. B. www.lainformacion.com 02/11/2010

Caballos con estribos, ejército romano uniformado, nombres de otra época... La serie 'Hispania' tiene algunos errores históricos que, aún sabiéndolo, se ha apostado por ellos por el bien de los actores, la calidad de la serie y el espectador. Su productor ejecutivo nos los desvela.

El equipo de 'Hispania' se ha documentado "mucho" sobre la vida de Viriato antes de empezar a escribir la serie. Para ello les ha asesorado un experto en el personaje que hizo la vida imposible a los romanos. Se trata del catedrático de la Universidad de Córdoba Mauricio Pastor. Pero aún así, conociendo lo que era la realidad, el equipo decidió tomarse ciertas licencias. Además, de la vida de Viriato poco se sabe, por lo que "hemos cogido lo que más nos ha interesado", asegura Ramón Campos, productor ejecutivo de la serie.

¿Quién era Viriato? ¿un pastor, un bárbaro, un ladrón, un noble venido a menos? Se sabe que se casó porque hay cuadros de ello, pero ¿tenía hijos? Con estas dudas históricas han jugado en 'Hispania'. Por eso el protagonista del estreno de ficción más visto de la temporada perdió a su hija en la primera batalla y deja de ser pastor para salvar a los suyos.

Y es que la historia aparece en los guiones de 'Hispana' con minúsculas y no con mayúsculas. Es por ello que los caballos llevan estribos. Disimuladas, pero las llevan. "Es preferible eso a que los actores se rompan la cabeza", confirma Ramón. Y eso que Roberto Enríquez (Virito), Lluís Homar (pretor Galba), Jesús Olmedo (Marco) o Juan José Ballesta (Paulo) han dado clases para aprender a montar a caballo. "Hacerlo sin montura es ya complicadísimo".

Pero más allá del bien del actor el productor ejecutivo también ha pensado en el espectador. Al inicio del esplendor romano el ejército de Roma no llevaba uniforme. Eso lo dice la historia, pero para evitar dar una sensación de serie cutre "se apostó por uniformarlos".

Otro fallo histórico son los nombres de algunos de los protagonistas. Dario es un nombre persa "pero llamar a el gran reparto que hay con nombres típicos de la época suponía que el espectador no recordara ninguno".

Todo esto se engloba dentro de un imaginario colectivo que hace que Roberto haya tenido en cuenta la historia a la hora de pensar en 'Hispania', pero también la ha obviado cuando estaba en juego el éxito de ella. Es una ficción que busca entretener partiendo de un hecho histórico. Así se presentó una serie donde las casas del poblado deberían estar todas encaladas de blanco "pero la sensación también era muy rara".

Ese imaginario colectivo es lo que la audiencia espera de algunas cosas. Probablemente haya muchos más fallos que la audiencia experta irá viendo a lo largo de los nueve capítulo que forman la primera temporada. A todos ellos Roberto les recuerda que es una fición que se desarrolla dentro del género de aventuras más clásico. Uno de sus objetivos es entretener y tras los datos de audiencia de los dos primeros capítulos, líderes del pasado lunes y miércoles frente al estreno de la tv movie Felipe y Letizia, parece que lo está consiguiendo. Mañana se iba a enfrentar a 'Tierra de Lobos', pero al final Telecinco destina la noche de sus martes a su gran apuesta de la temporada y el miércoles aún no sabemos que pondrá enfrente de los hispanos. Sin fecha de emisión sigue su especial 'Tengo una pregunta para Belén Esteban'.

ENLACES:
· Gazapos de la serie Hispania: Los nombres, por Gabriel Castelló
· Los legionarios romanos no llevan barba, por Mariano García