El Ayuntamiento reconstruirá un barracón romano a tamaño real

Cristina Fanjul / León www.diariodeleon.es 21/11/2005

El Gobierno autonómico se compromete a financiar un Plan Director para la ruta romana de León.

Después de tantos años de paralización, parece que los restos de Santa Marina, el yacimiento que acoge, en palabras del arqueólogo Ángel Morillo, el germen de la ciudad, está más cerca de ser recuperado. Los vestigios del campamento de la Legio VI, los restos que esconden al menos cuatro contubernia, tres de las cuatro fases del amurallamiento de la ciudad y las estructuras de un almacén de la Legio VII, serán puestos en valor gracias al convenio que firmarán en el mes de enero el Ayuntamiento de León y la Junta.

Éste fue uno de los compromisos al que llegó ayer la consejera de Cultura, Silvia Clemente, en el transcurso de su reunión con Mario Amilivia. El acuerdo se firmará en el mes de enero y, aunque de momento no se ha hablado de dinero, prevé la recuperación, señalización y puesta en valor desde el punto de vista turística de los restos de la antigua Legio VI Victrix. Uno de los objetivos del alcalde es la reconstrucción de uno de los contubernia -los alojamientos de los soldados de aquella antigua legión romana-, así como la adecuación del resto para la visita de los turistas. Asimismo, Amilivia desveló la disposición de la consejera a participar en la financiación de una ruta que recorra los restos de origen romano y para el que se aprobará un anteproyecto de Plan Director para establecer el dinero y las intervenciones necesarias.

Un plan ambicioso

El arqueólogo Ángel Morillo, uno de los expertos que más en profundidad ha estudiado los vestigios romanos de la ciudad, ha manifestado que se trata de uno de los anuncios más importantes que se han hecho en los últimos años. «Santa Marina es el compendio de los primeros compases de la ciudad y fue durante siglos el límite del campamento», dice. El historiador recuerda que en Santa Marina se encuentran las defensas de los tres campamentos y los restos de las primeras estructuras interiores: los barracones de la Legio VI y el almacén de la VII. En opinión de Morillo, una de las primeras actuaciones debería ser la cubrición de las defensas, puesto que en muchos casos y al estar construidas en tapín, se deshacen con el agua y las heladas. Asimismo, considera una gran idea la construcción de uno de los barracones, aunque explica que, en su opinión, sería más conveniente desarrollar la restitución al lado de los restos. Cabe destacar además que Ángel Morillo será el arqueólogo responsable de realizar los estudios de los restos de Santa Marina, investigación que comenzará a más tardar a finales del 2006 una vez que haya finalizado el de la excavación de la última fase de Botines.

Además, entre los acuerdos adquiridos por el gobierno autonómico, Amilivia anunció que habrá una dotación de 450.000 euros para la licitación inmediata del proyecto de restauración de las cercas medievales y otra partida de 180.000 euros que se destinará a la rehabilitación del edificio de San Marcelo.

Archivado en: