Extraen el mayor cargamento fenicio de marfil de un barco hundido en el Mediterráneo

San Javier (Murcia) | EFE 28/07/2010

Un navío del año 620 antes de Cristo que alberga el mayor cargamento de colmillos de marfil de elefante hallado de esa época fenicia, y hundido a unos 20 metros de profundidad en la costa murciana, está siendo recuperado por investigadores de 11 países en la isla Grosa, en San Javier.

El proyecto, fruto de un acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Cultura español y el Instituto Náutico de Arqueología de la Universidad A & M, de Texas, comenzó en 2007 con la participación de especialistas de Australia, Turquía, Nueva Zelanda, Reino Unido, Grecia, Suecia, Francia, Holanda, Italia y España.

La campaña de restauración, patrocinada por la National Geographic Society y en la que colabora el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena, se realiza frente a las costas de La Manga del Mar Menor, y ha permitido extraer hasta el momento 20 colmillos completos de elefante norteafricano y más de 25 fragmentados, muchos de ellos con inscripciones fenicias.

El arqueólogo Juan Pinedo, codirector del proyecto junto a Mark E. Polzer, ha explicado hoy a los medios de comunicación que en el yacimiento del conocido como Bajo de la Campana se encuentran los restos de cuatro navíos hundidos, uno de época moderna, dos de la romana y el fenicio, en el que se centra la investigación.

"No existe un yacimiento tan antiguo como éste con esta cantidad de colmillos de marfil", ha señalado Pinedo, que precisa que el navío tiene una eslora de unos 20 metros, "bastante mayor" que la de los varios pecios hallados en aguas del también murciano Puerto de Mazarrón.

Junto a los colmillos, entre la carga han sido hallados también lingotes de estaño y cobre, nódulos de galena argentífera y una muestra completa de cerámica fenicia del siglo VII antes de Cristo.

Así mismo, se han recuperado algunos elementos suntuarios destinados a comerciar con las élites locales del momento, como un pedestal de piedra decorado, piezas de bronce de una posible cama de marfil, un mango de cuchillo del mismo material, varias piezas de ámbar y numerosos peines de madera.

Más allá del valor material de los elementos recuperados, Pinedo ha destacado que el hallazgo va a ofrecer una idea muy certera del funcionamiento de las relaciones comerciales del pueblo fenicio.

"Vamos a poder descifrar cuestiones que intuíamos por los textos, pero que ahora se van a poder demostrar claramente", ha asegurado.

Respecto a las perspectivas de futuro, los investigadores tienen trabajo por delante, ya que hasta el momento se ha documentado sólo una parte mínima del yacimiento.

El yacimiento fue descubierto en la década de los 50 del pasado siglo por unos buceadores que se dedicaban a extraer del fondo marino la chatarra de los numerosos barcos que naufragaron en esta zona del Mediterráneo.

Posteriormente, en los años 70, el Patronato de Arqueología de Cartagena realizó diversas campañas arqueológicas que documentaron la existencia de 13 colmillos de elefante con inscripciones fenicias.

El lugar de los trabajos ha sido visitado hoy por el delegado del Gobierno central en la región de Murcia, Rafael González Tovar, y la alcaldesa de San Javier, Josefa García Hernández, quien ha anunciado que el mes próximo agosto se inaugurará un pequeño centro de interpretación en La Manga de Mar Menor.

Allí se explicarán los hallazgos que se han ido produciendo, con el objetivo de potenciar el conocimiento y la protección de este tipo de yacimientos. EFE ac/eg/cc

Archivado en: