Forcall regresa a su pasado romano con música, charlas y luchas de gladiadores

Jordi Maura | Forcall (Castellón) www.lasprovincias.es 20/06/2010

El municipio de Els Ports recuerda este fin de semana sus orígenes con la III Feria Ibero Romana.

En la provincia de Castellón existe un gran desconocimiento del mundo romano, pero ayer Forcall se acercó un poco más su pasado. El municipio de Els Ports acoge la única ciudad romana reconocida de la provincia. Lesera -como así se denominaba- era la población más importante entre las inmortales ciudades de Sagunt y Tortosa. Miles de años después la localidad recuerda, ya en su tercera edición, el pasado glorioso y algunas escenas que podrían haber tenido lugar en algunas de sus calles y parajes, que tuvieron una importancia capital en el período ibero y romano.

Más de 100 personas han colaborado en la organización de un programa que acaba hoy domingo de noche y que acercará a la plaza Mayor de Forcall al Dios de los Vientos, tratantes, poetisas del amor, vendedores romanos, soldados, cocineros romanos, pitonisas, leprosos, ninfas y águilas.

El objetivo es difundir, recuperar y poner en valor el yacimiento de ambas épocas que se conserva en este municipio de la comarca de Els Ports. Hoy está prevista la visita al yacimiento de Sant Joaquim de la Menadella, donde el arqueólogo David Vizcaino realizará una explicación de las excavaciones.

Durante la jornada se podrá ver a los cuentacuentos Tisbe y Piram o a la hermana del César buscando pretendiente y, por la tarde los niños desfilarán por Lesera, la mujer del César visitará la ciudad y a las 19.30 lucharán los gladiadores.

El Ayuntamiento de Forcall, con la colaboración de vecinos, el grupo de animación Els Ganxos y la Diputación de Castellón, organiza la III Feria Ibero Romana.

Un pasado romano
La Moleta del Frares es el nombre con el que se conoce el yacimiento de la ciudad ibero romana de Lesera. Las excavaciones constatan una ocupación desde la edad del bronce hasta bien entrado el periodo andalusí, a pesar de que fue en época romana cuando alcanzó su mayor esplendor con la categoría de ciudad. El verano de 1876 fue descubierto de manera casual por el doctor Nicolás Ferrer y Julve, rector de la Universidad de Valencia quien lo dio a conocer al mundo científico.

La Memoria de la Sociedad Arqueológica Valenciana de 1879 publicaba una lámina con decenas de monedas de origen romano halladas en Forcall. Distintas teorías apuntan a las invasiones y destrucción de las villas romanas o la propia decadencia. El pasado mes de septiembre el equipo de arqueólogos que dirige Ferran Arasa sospechó haber localizado los primeros indicios del fórum de la ciudad al haber localizado los cimientos de una estructura arquitectónica de carácter monumental.

También Ares del Maestrat ha dado alguna sorpresa romana. Hace medio año responsables del Ayuntamiento descubrieron dos piedras con inscripciones romanas utilizadas en la construcción del campanario. Lamentablemente el pasado mes la directora general de Patrimonio, Paz Olmos, descartó al alcalde de Forcall, Santi Pérez, que este año se vayan a realizar nuevas excavaciones en el recinto ya que la orden a la que se acogían no se publicará en 2010. La negativa del Consell echa al traste la idea de hacer visitable el yacimiento.

Archivado en: