Hallada en Lucena una escultura romana del siglo II d.C. que representa a Cupido


Lucena (Córdoba) www.cordobainformacion.com 03/06/2010

La pieza, de 59 centímetros de largo y 33 de ancho, realizada en mármol, se encontraba oculta en el quicio de una antigua puerta cercana a la fachada principal del edificio, antigua residencia de la familia de los Condes de Santa Ana y adquirida por el Ayuntamiento de Lucena en 2005.

Una escultura de Cupido datada del siglo II d.C., de gran valor artístico y referente del arte romano, ha sido encontrada en Lucena tras haber permanecido durante varios siglos oculta.

En un comunicado, el Consistorio destaca que el alcalde de Lucena, José Luis Bergillos, junto al concejal de Patrimonio Histórico, Manuel Lara Cantizani, y el arqueólogo Municipal, Daniel Botella, han presentado hoy el hallazgo, producido como consecuencia de la intervención preventiva iniciada de forma paralela a las obras de remodelación del Palacio de los Condes de Santa Ana y su reconversión en el Centro de Interpretación de la ciudad.

La pieza, de 59 centímetros de largo y 33 de ancho, realizada en mármol, se encontraba oculta en el quicio de una antigua puerta cercana a la fachada principal del edificio, antigua residencia de la familia de los Condes de Santa Ana y adquirida por el Ayuntamiento de Lucena en 2005.

La escultura, de gran valor artístico, aparece documentada en distintas obras históricas de la ciudad. D. Jerónimo Roldán y Cárdenas hace referencia en su obra Historia de Lucena al descubrimiento en 1749 de una estatua con la figura de un niño, mientras que el historiador Villalba Bernal, en la obra Anales de Lucena, recoge la existencia de una escultura hallada en los cimientos de una casa ubicada entre las calles Cabrillana y Abad Serrano que, apunta, como un posible vestigio de un antiguo templo romano. También Ramírez de Luque menciona la figura en su obra Tardes divertidas.

Según estos documentos la pieza fue trasladada entonces al Palacio de los Condes de Santa Ana, donde se perdió su pista, junto a la de una Venus Lucífera, hallada durante las obras llevadas a cabo en el edificio por el Ministerio de Justicia para su habilitación como Palacio de Justicia y que se muestra en el Museo Etnológico y Arqueológico de Lucena.

Según Botella, la pieza se ocultó de forma intencionada con el propósito de evitar el espolio tras la ocupación francesa de Lucena o bien por motivos de tipo moral o religioso. La escultura se exhibirá en el futuro Museo de Interpretación de la ciudad que se encuentra en ejecución en el Palacio de los Condes de Santa Ana.

Para el concejal de Patrimonio Histórico “este Cupido es el deseado eslabón perdido del arte romano en el término municipal de Lucena”. Esta aparición, ha dicho, “pasará a formar parte de la historia de Lucena como un elemento más de la importancia del patrimonio del pasado que recuperamos para el futuro”.

El alcalde de Lucena ha destacado la importancia de la escultura, que ha calificado como “una de las más importantes de esta época que se encuentran en España” y que ha comparado con el Cupido aparecido en Elche que se exhibe hoy en el Museo Arqueológico de Madrid.

Archivado en: