Tras la cara oculta de Nertóbriga

Juan Ignacio Márquez | Fregenal de la Sierra (Badajoz) www.hoy.es 22/03/2010

Desempleados de la construcción convertidos en arqueólogos trabajan en un yacimiento de la ciudad romana.

Una decena de trabajadores desempleados procedentes de la construcción participan desde hace escasos días en un taller de recualificación profesional 'muy particular'. El curso trata de dimensionar la importancia del yacimiento arqueológico de la antigua ciudad de Nertóbriga, a pocos kilómetros de Fregenal de la Sierra, en el terreno conocido como Sierra del Coto o Valera la Vieja.

Las ruinas, procedentes de ocupaciones que se remontan a los tiempos prerromanos, muestran los restos de una ciudad que alcanzó su mayor esplendor en los primeros años de la era cristiana bajo el nombre de Nertóbriga Concordia Julia.

Dirigen estas excavaciones el académico José Luis de la Barrera, Conservador del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, Luis Berrocal Rangel, profesor titular de Prehistoria de la Universidad Autónoma de Madrid y el historiador frexnense Rafael Caso Amador, a pie de obra.

Las intervenciones arqueológicas, recientemente iniciadas, ponen todo el énfasis en una actuación que se articulará en dos áreas complementarias, por un lado en el recinto de lo que se considera el entorno del teatro de la ciudad de Nertóbriga y por otro, la basílica.

En el primer caso, por tanto, las excavaciones van orientadas al descubrimiento, análisis y puesta en valor de los posibles restos que puedan conservarse, aún hoy, del teatro de esta ciudad romana; y en cuanto a la basílica se realizarán sondeos sobre las intervenciones arqueológicas desarrolladas en el tramo final del siglo pasado.

La ejecución de este taller se ha realizado por el Servicio Extremeño Público de Empleo, mediante Encomienda de Gestión a la Empresa Pública Tragsatec y en colaboración con la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura. El importe de la inversión es de 123.348,61 euros, de los cuales 114.169,73 serán aportados por el SEXPE y 9.178,88 por la Consejería de Cultura. Los trabajos tendrán una duración de seis meses.

La propia Directora General de Formación para el Empleo, Gloria González, acompañada por el Director Gerente del SEXPE, Rafael Pacheco y el alcalde de Fregenal de la Sierra, Juan Francisco Ceballos, mostraron en el acto de presentación de este novedoso taller su «esperanza de que a través de esta experiencia puedan encontrarse importantes hallazgos, al tiempo que se ofrece a este pequeño grupo de trabajadores desempleados una nueva capacitación en tareas relacionadas con la intervención en excavaciones arqueológicas, abriéndose para ellos nuevos caminos».

Lugar de renombre
El renombre que Nertóbriga alcanzó en la antigüedad fue grande y los textos clásicos dan testimonio de ello. Ptolomeo ofreció sus coordenadas geográficas. Polibia, por su parte, la menciona a propósito de su toma por parte de la tropas romanas al mando del pretor Marcelo. Pero el texto más hermoso que se conoce sobre ella es, sin duda, uno que lleva la firma de Plinio.

El lugar llegó a alcanzar, de hecho, el status de municipium bajo la férula de César. Quizá por esa importancia que queda patente, no es la primera vez que se inician intervenciones sobre sus ruínas. Los primeros trabajos arqueológicos se iniciaron en el último cuarto del siglo XIX. Dichas intervenciones tuvieron como resultado el descubrimiento de grandes termas públicas pavimentadas con mosaicos, que volvieron a ser enterradas por exigencias agrícolas.

En 1868 vieron la luz algunas piezas excepcionales que se conservan en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz y el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Y casi un siglo más tarde, en el año 1987, se efectuaron nuevos sondeos de interés documentándose poderosos muros de excelente factura que hablan de la existencia en aquel lugar de un edificio público, tal vez el capitolio de la ciudad o cualquier otra edificación templar. Son estas, de hace veintitrés años, las últimas actuaciones que se desarrollan sobre las ruinas de Nertóbriga.

En 2007, la corporación municipal de Fregenal de la Sierra aprobó por unanimidad solicitar a la Dirección General de Patrimonio la declaración de este yacimiento arqueológico prerromano como bien de interés cultural.

Archivado en: