Teatro con valores y mensaje

ANDREA G. PARRA www.ideal.es 20/01/2010

El profesor Antonio Cantudo, que creó el grupo SKS Teatro, reivindica las Ciencias Clásicas y a los clásicos.

Todo comenzó como una actividad de clase. Con una lectura de textos. Los alumnos y alumnas dijeron que querían representarlo y la primera obra que pusieron en escena fue ‘Ese simple mortal llamado Paris...'. Eso fue en 1995 y desde entonces SKS Teatro ha puesto en escena doce obras que ha llevado a diferentes lugares de España. Quien daba la clase era el profesor de Latín, Antonio Cantudo, y sus alumnos del instituto Antigua Sexi de Almuñécar fueron los que dijeron que querían hacer teatro. Durante estos quince años han reivindicado la importancia de las Clásicas en el sistema educativo y puesto en escena verdaderas joyas del teatro.

‘Las Troyanas', ‘Miles Gloriosus (El soldado fanfarrón)', ‘Electra', ‘Las Tesmoforias', ‘Andrómaca' son algunos de los títulos que han representado. Los dos últimos han sido ‘La asamblea de las mujeres' de Aristófanes y ‘Antígona' de Sófocles, que estrenará próximamente. Es la puesta en escena de este curso. Participan unas veinte personas, algunas actuales estudiantes del instituto sexitano y otras antiguas que ahora están en la Universidad. Hacen teatro grecolatino y alternan una tragedia con una comedia.

Este año quieren hacer el regalo a los institutos y certámenes por los que pasarán de la representación de una obra que resumen así: «Tras la marcha de Edipo de la ciudad de Tebas, sus cuatro hijos corren diferentes destinos: los dos hijos, Polinices y Eteocles, toman caminos contrarios, el primero se marcha de la ciudad y prepara un golpe de estado mientras que el segundo se queda a las órdenes del nuevo regente Creonte; las dos hijas, Ismene y Antígona, son recluidas en el palacio real. El retorno de Polinices no se hace esperar y organiza la expedición conocida como ‘Los siete contra Tebas', que se resolverá con la muerte de los dos hermanos en combate singular ante las murallas de la ciudad. Ante tal situación, Creonte decreta un edicto que va contradictorio: de un lado, enterrar a Eteocles con unas exequias propias de un héroe y, a la vez, prohibir que el cadáver de Polinices sea abandonado insepulto como pasto para las alimañas. Todos acatan la nueva orden, todos menos Antígona».

Eso no es lo único: «Antígona es quizás uno de los textos dramáticos más representados de la historia de la humanidad. Es una tragedia, compuesta por varias tragedias en su interior». Sófocles afirma por boca del coro que a Antígona la «perdió el irreflexivo impulso» por enfrentarse al poder establecido. «Creonte también sufrirá por el mismo motivo. Al final sólo quedará el pueblo de Tebas, inmerso en la tragedia de haber perdido a toda la familia real, y obligado a soportar la tiranía de un rey advenedizo».

Este es el planteamiento general de una obra que se podrá ver el próximo día 16 de febrero en el teatro municipal del Zaidín. En abril estarán en el teatro romano de Mérida y también en el teatro romano del parque arqueológico de Segóbriga, Saelices en Cuenca. ‘La asamblea de las mujeres' también la pondrán en escena. ‘Antígona' la representarán además en la Costa antes de llegar a la capital granadina.

Antes de todo, aprovecharán todos los fines de semana para seguir ensayando y ajustar todo lo relativo a vestuarios, puesta en escena... Lo hacen todo ellos. Así, Antonio Cantudo recuerda que el teatro es un acto formativo, de grupo, formación en valores como el respeto, convivencia, entre otras muchas cuestiones. Insiste en la importancia de las Clásicas.