La descalzada vía romana

Nacho Cavia | Los Corrales de Buelna (Cantabria) www.eldiariomontanes.es 17/01/2010

Los ayuntamientos coinciden en la necesidad de mejorar el histórico camino. Molledo apuesta por rehabilitar la vía imperial con un centro de interpretación.

La calzada romana que atraviesa la comarca central de Cantabria aún consigue transportar a quien la transita por el mundo antiguo, por la época en la que confluyeron en Cantabria los dos hombres más importantes del momento en el mundo conocido, el emperador Octavio Augusto y el general Agrippa. Y lo consigue a pesar de que su estado no es el mejor, a pesar de la necesidad evidente de trabajar en la mejora de ese camino empedrado perfectamente identificable en muchos de sus tramos entre Pesquera y Los Corrales de Buelna. Tan identificable como los males que afectan a buena parte de su recorrido.

La parte buena es que todo apunta a que Gobierno regional y ayuntamientos apostarán fuerte en los próximos tiempos por esa calzada, repitiendo el interés que despertó no hace demasiado, en 2002, con declaraciones oficiales que certificaron su valor histórico. Uno de los últimos anuncios en ese sentido ha tenido como centro el Ayuntamiento de Molledo. La alcaldesa, Teresa Montero, adelantó su intención de avanzar en este año en la potenciación de la calzada romana a su paso por el municipio, en concreto por Mediaconcha. Explicó que ya han comenzado los contactos con la Dirección General de Cultura y la de Desarrollo Rural para poner en macha un ambicioso programa. Tendrá tres vertientes. La primera, la mejora de los accesos, para lo que solicitará el apoyo de la Consejería de Desarrollo Rural. Las otras dos vertientes corresponderán a la de Cultura: la colocación de cartelería y el estudio de una posible rehabilitación de las antiguas escuelas de Media Concha como Centro de Interpretación de la Calzada Romana.

Lo importante es que ayuntamientos como el de Bárcena de Pie de Concha o Los Corrales de Buelna también defienden proyectos semejantes. En éste último municipio el concejal de Cultura, Valentín Aguado Quintial, lleva tiempo preparando un plan de actuaciones de restauración paisajística y creación de espacio público de interpretación de la calzada romana del monte Fresneda.

La vía del Siglo I
En 2002 el Gabinete de Arqueología y Gestión Patrimonial Cultural, dirigido por Ramón Montes, elaboró un informe que databa la calzada en torno al año 20 de nuestra era, a comienzos del siglo I, y la situaba como parte de la Vía Legio VII Gemina ad Portum Blendium que enlazaba la población de León, Legio VII Gemina, con los asentamientos cántabros de Suances, Portus Blendium, y Santander, Portus Victoriae Luliobrigensium. El camino imperial serviría para el control romano del tránsito con Cantabria y como vía de transporte de mineral hacia la meseta.

La Calzada Romana del Valle del Besaya, Bien de Interés Cultural desde ese mismo año, 2002, se inicia a unos 500 metros del despoblado de Somaconcha (en el término municipal de Pesquera), próximo a un paraje denominado Peña del Cuervo. Discurre en dirección norte hasta Mediaconcha (en Molledo) y prosigue a modo de calle principal por este núcleo de población. Continúa por dirección norte hasta un lugar llamado Inglero, dirigiéndose hacia la pista que une Somaconcha con Pie de Concha (Bárcena). Prosigue el descenso hasta el citado pueblo, en el que se pierde la calzada al llegar a una pequeña y también histórica plaza.

A partir de ahí el camino prácticamente se pierde, aunque hay pequeños puntos de enganche en Arenas de Iguña. De ese municipio es el conocido Miliario de Pedredo, señalizador de la calzada de la época del emperador Lucio Domicio Aureliano (Siglo III). La siguiente conexión importante es un tramo de medio kilómetro en el monte Gedo de Los Corrales de Buelna, junto al que une Pesquera con Bárcena el mejor señalizado, aunque no demasiado bien conservado debido a corrimientos de tierra.

Archivado en: