La historia del arte en el mundo, a través de los tesoros del Museo Británico

EFE | Madrid 11/12/2009

Más de un millón y medio de años de la historia del arte en los diferentes ámbitos geográficos del planeta se contemplan en los tesoros prestados por el Museo Británico de Londres para la exposición "Tesoros de las culturas del mundo", organizada en el Centro de Exposiciones Arte Canal, de Madrid.

La muestra "Tesoros de las Culturas del Mundo" ofrecerá a sus visitantes la posibilidad de contemplar más de 250 piezas procedentes en su mayorÌa del Museo Británico y que también ha contado con la aportación de objetos del Museo de América.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acompañada del vicepresidente regional y presidente del Canal de Isabel II, Ignacio González, inauguraron la muestra que por primera vez se exhibe en Europa, después de visitar Asia y América.

Además de poder hacer un recorrido por el arte desde la Edad de Piedra hasta la actualidad, los visitantes, sin salir de Madrid, "van a tener la oportunidad de conocer las más extraordinarias piezas del British Museum", señaló durante la presentación Esperanza Aguirre.

La presidenta de la Comunidad recordó que esta muestra se suma a las tres anteriores dedicadas a las grandes civilizaciones -"Guerreros de Xian", "Faraón" y "Roma"-, que sumaron un total de un millón doscientos mil visitantes.

Con las 250 piezas excepcionales del Británico, a las que se han sumado una decena de obras del Museo de América de Madrid, se ha planteado un discurso cronológico que abarca el arte creado a lo largo de las diversas culturas del mundo.

Desde objetos de la Edad de Piedra, esculturas clásicas, lujosas joyas de la antigua Mesopotamia, dibujos de maestros del Renacimiento hasta piezas contemporáneas de Irán, Japón y otros países.

Entre las obras que forman la muestra se encuentran algunas de las "joyas" más famosas del museo londinense como un hacha de la Edad de piedra de 1,6-1,4 millones de años a.C. o joyas de cementerio real, del periodo dinástico arcaico, 2600 a.C..

También están incluidas una Estatua de dos perros, del siglo II d.C.; Relieve con espíritu protector, Neoasirio, 875-860 a. C.; Piezas de ajedrez Lewis, Noruega, 1150-1200 d.C.; Figura con dos cabezas, probablemente antes de 1822 d.C.; o el Guardián Divino, Neoasirio, 811-783 d.C.

Con un claro contenido didáctico, la exposición ha sido dividida en siete ámbitos, en los que las obras se han organizado siguiendo un criterio geográfico y al mismo tiempo cronológico.

Su contemplación permite observar cómo diferentes pueblos que vivían en distintas partes del mundo en distintos momentos estaban conectados por ideas y preocupaciones comunes, como poder, política, creencias religiosas, comercio y guerra.

El primero de los espacios está dedicado a África, donde se sitúa el origen de la vida y donde las primeras herramientas de piedra se fabricaron hace más de dos millones de años.

En este ámbito se da especial importancia a las obras procedentes de Egipto, en las que se muestra a sus dioses y faraones y se refleja la búsqueda de la inmortalidad por parte de los antiguos egipcios, como en la momia de mujer que se exhibe.

Otra gran parte de la muestra es la dedicada a Oriente Medio, una de las más atractivos de la exposición, en la que se refleja el papel vital que el Antiguo Oriente Próximo ha tenido en el desarrollo del mundo en el que vivimos.

Con piezas del Imperio Bizantino, en el que nacieron un arte y una cultura cristianos de gran riqueza que bebían de fuentes paganas, judías y clásicas y otras que hacen un recorrido por la aparición del Islam, en el siglo VII a. C., y reflejan el papel del Islam como religión y sistema político a la vez.

El ámbito de Europa se divide en Antigua Europa, Antigua Grecia, Antigua Roma, Alta Edad Media, Baja Edad Media y Europa 1500-1900. Y recorre desde la aparición de las primeras comunidades agrícolas hasta los siglos XVI al XX, de gran evolución artística, intelectual y económica, pasando por las ideas y avances de los antiguos griegos, el Imperio más poderosos del mundo antiguo, el Romano, y los progresos en la Baja Edad Media.

La zona dedicada a Asía hace hincapié en el arte de China, Japón, Corea, Sudeste Asiático y Sur de Asia.

Mientras que la de las Américas exhibe piezas procedentes de las sociedades que evolucionaron en México, Centroamérica y Suramérica, en las que surgieron reinos e imperios que construyeron grandes ciudades y monumentos y crearon obras de arte sofisticadas de tejidos, cerámica y metales preciosos. Este espacio muestra también piezas de los pueblos indígenas de América del Norte.

La exposición, abierta hasta el 10 de mayo de 2010, finaliza con "El mundo moderno", con obras de la época actual como la escultura del iraní Parvis Tanavoli, un grabado de Picasso, un carboncillo de Matisse o la porcelana del japonés Tokuda Yasokichi.

'Tesoros de las Culturas del Mundo'. Sala Arte Canal, Paseo de la Castellana, 214.
Hasta el 10 de mayo, de 10.00 a 21.00 (24 y 31 de diciembre sólo mañanas y 25 de diciembre y el 6 de enero permanecerá cerrado).
Entrada: 6 euros (3 euros con descuento).

ENLACES:
Web del Centro de Exposiciones Arte Canal
Hachas de un millón de años y jarrones del siglo XXI

Archivado en: