Príapo reencuentra su pene en la restauración de una pintura de Nicolas Poussin

AFP 01/09/2009

Una restauradora brasileña descubrió un detalle camuflado a lo largo del tiempo por capas de pintura en uno de los trabajos del francés Nicolas Poussin (1594-1665): Príapo, el dios griego de la fertilidad, con su pene erecto.

"Escondieron el falo de Príapo. Es lo que llamamos los retoques del pudor, no es poco común", señaló a la edición del martes del diario Folha de Sao Paulo la restauradora Regina Pinto Moreira, quien pasó ocho meses restaurando 'Hymenaeus travestido durante un sacrificio a Príapo', que data de entre 1634 y 1638.

La pintura estaba rota y tenía agujeros, y la restauradora del Museo del Louvre debió retirar varias capas acumuladas a lo largo de 300 años. El trabajo sobre la obra, de 3,73 m de largo y 1,66 m de alto, costó 150.000 euros, según Folha.

La obra, que estará expuesta desde el 8 de septiembre en el Museo de Arte de Sao Paulo (MASP) en el marco del Año de Francia en Brasil, perteneció a la familia real española.

Con las guerras napoleónicas el cuadro cayó en manos aristócratas inglesas y fue vendido a un coleccionista francés, Georges Wildenstein, que, a su vez, lo vendió en 1953 a Francisco Assis Chateaubriand, influyente periodista brasileño y fundador del Museo de Arte Moderno de Sao Paulo (MASP) en 1947.

Archivado en: