Hallada una cantera debajo del Pont del Diable que sirvió para asentarlo

Carles Gosálbez | Tarragona www.diaridetarragona.com 24/06/2009

El primer estudio determina que la base del acueducto presenta un mal estado de conservación.

La cantera, un silo y una jarra dedicada probablemente a un rito fundacional, elementos localizados a tocar de los sillares del acueducto, son los primeros restos hallados por los arqueólogos de la empresa Nemesis en la prospección inicial que se ha llevado a cabo en el Pont del Diable.

En el curso de una visita guiada convocada por la teniente de alcalde de Patrimoni, Rosa Rossell, a la que asistieron la Reial Societat Arqueològica Tarraconense, el Institut Català d’Arqueologia Clàssica (ICAC) y un representante del Arquebisbat, se informó del resultado que ha deparado la primera actuación en el acueducto romano.

El arquitecto responsable del proyecto de restauración, Joan Albert Adell, informó que la primera intervención realizada ha consistido en hacer catas en las bases del acueducto «para saber cómo está y cómo se aguanta, y hemos llegado a la conclusión de que no está bien».

Adell comentó que los ingenieros romanos optaron por recortar la roca para asentar los pilares, «pero hemos apreciado dos patologías muy graves en la base de los situados en el centro del acueducto, debido a impactos violentos». «En época romana –prosiguió– bajaba agua y troncos por el torrente, circunstancia que causó daños en la estructura».

La arqueóloga municipal, Imma Teixell, comentó que la cantera hallada junto a los pilares será musealizada. También se refirió a la presencia de un silo junto a la base de uno de los pilares, «del que aún desconocemos su cronología y el uso que se le dio», y una jarra troceada «de época Augustea que tal vez se puso por una cuestión fundacional».

La teniente de alcalde de Patrimoni, Rosa Rossell, indicó que mañana jueves se empezará a instalar el andamio que en una primera fase cubrirá el cincuenta por ciento del monumento.

‘Un buen trabajo’
El arqueólogo del Arquebisbat, Andreu Muñoz, manifestó a la finalización de la visita que «se está haciendo un buen trabajo metodológico y me ha impresionado ver la cantera y el silo en el lugar donde se encuentran».

El representante del ICAC, el arqueólogo Josep Maria Macias, dijo que se ha excavado una estrecha franja de terreno como para poder llegar a grandes conclusiones, mientras que el presidente de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense, Rafael Gabriel, calificó la visita de «interesante» y afirmó que «está bien que se musealice, pero pienso que es una bestialidad querer hacer pasar agua por el acueducto».

Archivado en: