Selectividad jacta est!

Joan Estrany | Palma de Mallorca www.adn.es 08/06/2009

La opción de Humanidades, una 'rara avis' en las pruebas de la UIB.

César, Tito Livio, Aulo Gelio y Cicerón. De la prosa de estos cuatro clásicos saldrán los dos textos que decidirán la suerte de decenas de bachilleres el próximo jueves. La opción de Humanidades (latín y griego) resiste, aunque va camino de convertirse en toda una rara avis de las pruebas de Selectividad que empiezan pasado mañana.

Más de 2.600 alumnos concurrieron el año pasado a las PAU (Pruebas de Acceso Universitario) aunque de ellos una minoría -la UIB no pudo facilitar la cifrase examinó de griego y latín. Los numerus clausus del siglo XXI se orientan más hacia las alfas y betas de la matemática que las de Homero y Aristófanes.

Del olvido que las dos lenguas sufren en la enseñanza actual son prueba sus bachilleres matriculados en muchos institutos. El Colegio Montision de Palma envía a un candidato al campus universitario y siete chicas acuden del colegio Madre Alberta . En la Part Forana el panorama no cambia, el IES de Sa Pobla tiene a dos latinistas preparando Selectividad y el de Llucmajor otros tantos.

Reivindicación
Joana Maria Noguera, profesora de latín y griego de Monti-sion, no pierde la esperanza de romper este status quo. Si las vocaciones no se tuercen y no hay un vade retro general 16 alumnos cursarán latín por segundo año seguido en el curso 2009-2010.

En la actualidad latín y griego se imparten en primero y segundo de Bachiller en la opción de Humanidades. Toni Janer, del IES de Sa Pobla, considera que la base de la cultura debe tener cabida en los planes de estudio y éstos no deben limitarse a ser un laudatio de las nuevas tecnologías. Sea como sea decenas de chicos se pelean estos días con la tercera declinación y la mitología griega en pos del gaudeamus igitur.

LOS HÁNDICAPS. Criterios tecnocráticos y profesores no reciclados
Es un viejo debate conocido, pero no por ello superado. Desde hace años el latín ha dejado de ser obligatorio en la ESO y sólo se estudia en 1º y 2º de Bachillerato, si se cursa la opción de Humanidades. Para Toni Janer buena parte de este abandono recae en un sistema educativo volcado de lleno en las nuevas tecnologías. También entiende que parte del profesorado se ha quedado anticuado y no ha sabido vincular la lengua con el mundo actual para hacerlo más atractivo. Joana Maria Noguera ve un resquicio de esperanza para los latinistas del siglo XXI: el déficit de profesorado no debe desdeñarse.

Archivado en: