Concluye la restauración del mosaico romano descubierto en 2008 en Carmona y atribuida al dios Vertumnus

Carmona (Sevilla) | EUROPA PRESS 23/04/2009

El mosaico romano descubierto en 2008 en la calle Domínguez de la Haza, en pleno casco histórico de Carmona (Sevilla), ha sido hoy expuesto por primera vez en el museo local tras su restauración gracias a la colaboración del Ayuntamiento, gobernado por Antonio Cano (PSOE) y la Fundación Sevillana Endesa, que se ha encargado de la iluminación artística de esta pieza de 4,3 por 2,8 metros que data de los siglos II o III después de Cristo.

En un comunicado, el Ayuntamiento y la Fundación Sevillana Endesa informaron de que este mosaico bautizado como de las Estaciones, ha sido presentado hoy poe el escritor José Luis Sampedro, acompañado por el alcalde de Carmona, la concejal de Patrimonio Histórico, María Ángeles Iglesias y representantes de la Fundación Endesa, entidad que ha patrocinado la restauración de la pieza iluminada por once puntos de luz de 0,68 kilovatios.

Según informó entonces a Europa Press la arqueóloga Rocío Anglada, adscrita al servicio municipal de Arqueología de Carmona, el mosaico en su totalidad fue descubierto en el subsuelo de la calle Domínguez de la Haza y podría estar vinculado a un "fragmento" de mosaico descubierto en Carmona en el siglo XIX. Este espectacular mosaico, de cualquier forma, combina varios colores y, por sus características, podría haber pavimentado alguna de las estancias importantes de una casa de alto nivel económico de la Carmona romana.

La pieza está focalizada en torno a una figura central enmarcada en un cuadro y que representa una alegoría del verano o, posiblemente al dios Vertumnus, un dios de origen etrusco que personifica el cambio de las estaciones. Este dios tiene la particularidad de cambiar de fisonomía según la época del año, presentándose como un segador en verano o un vendimiador en otoño, y fue pareja de Pomona, la diosa protectora de los árboles frutales.

Archivado en: