Alarma ante los ataques al patrimonio en España

participa en la defensa numantina del yacimientoTereixa Constenla | Madrid www.elpais.com 04/12/2008

La compulsión urbanística vivida en España en los últimos 15 años está devorando parte del legado monumental construido hace siglos. Gustavo Fernández Aroaz, presidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), un organismo consultivo de la Unesco, no se mordió ayer la lengua al opinar. "España está desaforada en la destrucción del patrimonio, hay un desenfreno absoluto que lo está depredando", afirmó.

No es el único país donde corren aires nocivos, pero, según Fernández Aroaz, "ocurre más a menudo". Ejemplos recientes: la torre de 178 metros diseñada por César Pelli para Sevilla o los rascacielos proyectados por Santiago Calatrava en Oviedo, finalmente paralizados.

"No estamos en contra del desarrollo, sino a favor del desarrollo sostenible", precisó.

La visita de Gustavo Fernández Aroaz a España tiene que ver con una nueva amenaza: la que se cierne sobre el entorno de Numancia debido a la coincidencia de tres proyectos urbanísticos en los alrededores (Ciudad del Medio Ambiente, un polígono industrial y una promoción de casas). "El efecto de los desarrollos que se proponen son catastróficos e irreversibles", censuró.

Catástrofe en Numancia
Un día después de visitar los restos de la ciudadela y el cerco romano construido por Escipión el Africano en el año 134 antes de Cristo, el presidente internacional de Icomos defendió el valor simbólico del lugar. "Numancia tiene importancia más allá de Soria, de Castilla y León y de España, es un patrimonio europeo y de todos los que pertenecemos a la cultura hispánica", indicó.

El polígono industrial, proyectado por el Ayuntamiento de Soria a 400 metros de uno de los campamentos romanos, "va a fragmentar el paisaje cultural de Numancia", lamentó. "Si le añadimos la Ciudad del Medio Ambiente, ya es de apaga y vámonos", añadió antes de participar en un acto en Madrid en apoyo de la conservación del entorno numantino.

"Alterar el contorno es más que alterar Numancia misma", advirtió Martín Almagro, de la Real Academia de la Historia, en el mismo acto. "España no está respetando la convención europea del paisaje el mismo año que la ha ratificado", denunció Alfredo Pérez de Armiñán, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Archivado en: