Cemento sobre historia

A. Gaitero | León www.diariodeleon.es 20/092008

Los restos del castillo de la Venal, único Bien de Interés Cultural de Riello, dominan el yacimiento de La Puebla donde la historia local cree que se encuentra la ciudad astur-romana de Urbicua.

Cuentan las hemerotecas, y no es leyenda, que en los años 70-80 un concejal socialista de Ponferrada quiso convertir en campo de fútbol el patio del castillo del Temple. La tropelía, felizmente, no se llevó a cabo y hoy el castillo es uno de los bienes culturales señeros de la capital berciana.

El caso del polideportivo de Riello tiene tintes parecidos. El ayuntamiento, con las normas urbanísticas como aval, ha elegido para levantar un nuevo polideportivo la finca de La Puebla, bajo cuyas 26,56 hectáreas se encuentran las huellas de una gran explotación aurífera romana y donde los historiadores locales sitúan los restos de la ciudad de Urbicua, una mítica ciudad ibérica romanizada para explotar y custodiar el preciado metal.

El paraje está presidido por el castillo de La Venal, cuyo origen también se considera romano. La fortaleza es patrimonio nacional desde 1949 y constituye el único Bien de Interés Cultural que tiene el municipio, aunque es de propiedad particular.

El juzgado decidirá si es legal o no. Si tiene razón el alcalde o el concejal denunciante, partidario de ampliar el polideportivo de Riello y no hacer el nuevo. Pero más allá de articulados y preceptos debería estar el sentido común. Más acorde con los tiempos que corren, y rentable para el municipio, sería convertir La Puebla en un referente turístico-cultural, en lugar de cementar la historia.

Canales y murias como testigos del oro romano
El inventario arqueológico de las normas urbanísticas de Riello, aprobadas en el 2003, incluye una detallada ficha sobre el yacimiento arqueológico de La Puebla.

En las prospecciones realizadas por una arqueóloga se mencionan como evidencias de la explotación aurífera romana la existencia de murias o amontonamientos de cantos rodados, con una disposición de sur a norte, y restos de canales de evacuación, como una evidencia de la explotación aurífera. Los sistemas de extracción fueron cortas de arrastre, surcos convergentes y lavados superficiales, el conocido sistema de «ruina montium» que los romanos utilizaron en Las Médulas pero a menor escala.

En la misma zona, los historiadores locales (P. Morán, P. Tirso y Florentino Agustín Díez) «vieron» dibujado sobre el terreno la trama urbanística de la mítica Urbicua.

Archivado en: