Días de vino y circo

J.C.O. | Baños de Valdearados (Burgos) www.diariodeburgos.es 25/08/2008

Miles de personas asisten a la novena edición de la fiesta en honor al dios Baco y al mercado romano. Como principal novedad, se recuperaron las disputadas luchas de gladiadores, habituales en los coliseos.

Miles de visitantes se han dado cita durante este fin de semana en la localidad de Baños de Valdearados para rendir tributo a Baco, dios del vino, y participar en la novena edición de una exitosa fiesta romana que ya es una cita obligada en el calendario estival ribereña. Una celebración que por segundo año consecutivo se amplió a la jornada del sábado y recuperó las disputadas y espectaculares luchas de gladiadores, habituales de las populares sesiones circenses, lo que propició una mayor afluencia.

A lo largo de las dos jornadas, el público disfrutó con representaciones teatrales, espectáculos de calle, desfiles de legiones romanas, paseos en burro, tiro con arco y talleres participativos de máscaras, mosaicos y tejido en el telar.

Además de disfrutar de un buen vino y deliciosas viandas en las tabernas, los vecinos recrearon y ambientaron un genuino mercado romano en el que se realizaron exhibiciones de oficios artesanos como la fragua, el trenzado del mimbre, la alfarería, el hilado de la lana, el trabajo con vidrio, la elaboración de jabón, la talla en madera y en piedra o el torno de poleas.

El acto central lo constituyó la invocación a Baco en el yacimiento y el desfile del cortejo hasta el pueblo con cerca de un millar de vecinos vestidos de época arropando a la divinidad que llegó triunfal y en olor de multitudes a bordo de una cuadriga, flanqueado por su mujer Ariadna y su compañero Ampelos, personificación de la viña, y seguido por una corte de ménades o siervas.

En la plaza tuvo lugar el esperado pregón del dios del vino, al que precedió un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de la tragedia de Barajas. Una divertida alocución a ritmo de chiki-chiki con alusiones a las crisis económica e inmobiliaria «que viendo la factura Florentino se apura en hacerla solidaria», a la victoria de la selección española en la Eurocopa o guiños a la actualidad local y comarcal como la escasa cobertura de telefonía móvil en el pueblo, el desvío de la carretera, la controvertida corona del Santo Cristo, el chaparrón de mayo «que ha ahogado los topillos y ha acabado con los malditos roedores» o la invitación a los solterones y solteronas a que se emparejen y procreen.

Tras la escenificación, unas 700 personas dieron cuenta de una de una apetitosa comida romana a base de picantones asados y ensalada, regada con abundante vino.

Además del cariz lúdico y turístico, la bacanal también tuvo su vertiente reivindicativa: reclamar a la Junta de Castilla y León que continúen las excavaciones en la ruina de la villa romana de Santa Cruz, donde apareció el mosaico dedicado a Baco en 1972. Los últimos trabajos realizados en el yacimiento fueron en 1994, al realizar el traslado de esta valiosa pieza a su lugar de origen, comprobándose que todavía existen más restos ocultos.

Archivado en: