Las excavaciones de Numancia concretan la estructura de dos antiguas ciudades

Soria www.nortecastilla.es 20/08/2008

El yacimiento arqueológico muestra un asentamiento celtíbero y una villa romana.

Las excavaciones en el yacimiento arqueológico de Numancia han concluido este verano con la recogida y datación de más información en la manzana XXIII, que permite conocer mejor la estructura urbanística de las ciudades celtíbera y romana.

La información recopilada este verano ha permitido conocer mejor la estructura urbanística de las ciudades superpuestas del yacimiento de Numancia y sus diferencias. Por un lado, la ciudad más antigua, la celtibérica, de los siglos II y I antes de Cristo, y por otro, la de época imperial romana, del I y II después de Cristo.

Los trabajos realizados, dirigidos por el profesor y arqueólogo Alfredo Jimeno, han permitido también diferenciar bien las características de los espacios domésticos de ambas ciudades. La inferior, de época celtibérica, tiene casas rectangulares, más pequeñas, compartimentadas en tres partes, mientras que la ciudad superior, de época imperial romana, es de casas más complejas, organizadas en torno a patios abiertos usados comunalmente.

Jimeno ha destacado que en esta campaña también se ha hallado un numeroso lote de cerámicas celtibéricas, lo que se podría denominar un conjunto de "vajilla doméstica", guardada, al parecer, en una especie de alacena. Esta vajilla consta de once piezas cerámicas: dos grandes vasijas de contención de alimentos, dos jarras, tres cuencos, dos vasitos y dos platos hondos, además de dos cuchillos y un fíbula de pie vuelto.

El equipo arqueológico de la Universidad Complutense de Madrid ha recogido muestras para su datación, a través de arqueomagnetismo y del carbono catorce, que permitirán concretar su cronología.

La campaña de este verano, iniciada el pasado 7 de julio, ha sido financiada por la Junta de Castilla y León con 77.000 euros, dentro del convenio firmado en octubre de 2006 entre el Gobierno regional y la Fundación General de la Universidad Complutense de Madrid.

Las excavaciones se han centrado este verano en dar continuidad a los trabajos iniciados en 2006 en la manzana XXIII del yacimiento de Numancia, con el objetivo de conocer las posibilidades que ofrecía.

En la actual campaña, los sesenta alumnos de universidades españolas y extranjeras han descubierto cuatrocientos metros cuadrados, con lo que ya se han excavado, desde 2006, alrededor de 1.300 metros cuadrados en la manzana XXIII. El próximo año, según ha adelantado Alfredo Jimeno, se completarán los trabajos de excavación en esta manzana.

Archivado en: