Una epístola inédita de un humanista valenciano del XV ubica el Paraíso de Adán en el actual Kurdistán

Valencia | EUROPA PRESS 29/05/2008

La Institución Alfons el Magnànim (IAM) de la Diputación de Valencia ha publicado una epístola inédita, escrita en latín en el siglo XV por el astrólogo y astrónomo valenciano Bertomeu Gerp y dirigida a un alto clérigo coetáneo, el arzobispo de Salerno, descubierta y analizada por los profesores de la Universitat de València Júlia Benavent y Josep Teodoro, en la que "utilizando las matemáticas" ofrece, entre otros datos, la ubicación exacta del Paraíso de Adán en el actual Kurdistán, en una zona vecina de Jerusalén y Siria.

'La porta del Paradís', editada, introducida y anotada por los profesores de la UV, es una epístola de Bertomeu Gerp, escrita en latín, --traducida al valenciano por Josep Teodoro para la edición de la IAM-- dirigida a un alto clérigo coetáneo, el arzobispo de Salerno, descubierta y analizada por Júlia Benavent en su investigación sobre autores humanistas valencianos, recogida en la publicación 'Biblioteca Dispersa.

Manuscrits i incunables valencians dels segles XIV al XVII', según informó la Diputación de Valencia en un comunicado.

En sus consideraciones, Gerp hace uso de las matemáticas para ofrecerle al obispo, entre otros datos, la ubicación concreta del Paraíso terrenal donde habitaron Adán y Eva. "Es digno de ser situado al centro de la tierra habitable (...) donde no hay ni frío de invierno ni calor de verano, sino una perpetua templanza del aire, un lugar particularmente libre de la corrupción, más por obra de la gracia que por la naturaleza de su situación", señala la epístola.

"Esta región se sitúa convenientemente equidistante de oriente y occidente (...) en una región meridional que nunca ha sido practicable, bien porque es lugar de fieras, bien por decisión de Dios el Altísimo (...) que dista de la línea equinoccial unos 35 grados", añade el texto.

Tal como explica Teodoro, Gerp se refiere a una zona al Norte del Ecuador, en medio de la zona templada del Hemisferio Norte, en el centro de la tierra habitable pero a la que los seres humanos no pueden acceder, que coincidiría con la actual zona del Kurdistán.

Gerp justifica que el Paraíso podría ser vecino a la tierra de Jerusalén y a Siria contando que Adán "expulsado del paraíso, habitó Siria y llegó a Damasco, para morir junto al valle de Hebrón, en Palestina".

En la carta de Gerp, publicada en la colección 'Debats', el autor valenciano también expone, haciendo uso de sus conocimientos matemáticos, astrológicos, astronómicos y teológicos, el día de la Pasión de Cristo, situándolo en el 25 de marzo, sexta feria, del año 34 de la Salvación y especula a su vez sobre la fecha de creación del mundo, que establece entre el 21 de septiembre o el 1 de octubre.

Bertomeu Gerp explica que ambas fechas hacen referencia a la doble lectura que puede hacerse en torno a la fecha fijada --15 de noviembre-- por astrólogos coetáneos sobre el diluvio universal "o bien se refieren al principio, cuando se abrieron todas las fuentes del abismo, y entonces el primer día del primer mes que cita la Sagrada Escritura fue el 1 de octubre (...) o bien se refieren a su final, cuando Noé salió del arca, y entonces el primer día de aquel mes que la Sagrada Escritura nombra primero fue el que entre nosotros es el 21 de septiembre".

"MITO EDÉNICO"

La misiva, que puede "resultar extravagante a los ojos de los lectores actuales", "no lo era tanto en la Europa de Bertomeu Gerp" dado que, según advierte el profesor Teodoro en la introducción, "en los tiempos de Gerp el mito edénico tenía un peso muy considerable no sólo entre el pueblo llano sino también entre los intelectuales y las personas más formadas para interpretar los acontecimientos de la política del momento (la expansión de los turcos y toma de Constantinopla, así como las fuertes disensiones entre el Imperio y el Papa)".

Tras la presentación de Gerp, a cargo de Júlia Benavent, y el análisis introductorio de Josep Teodoro, 'La porta del Paradís' reproduce la epístola en latín, tal como fue escrita por el astrólogo valenciano, y también en valenciano, cuya traducción ha sido realizada por el profesor Teodoro.

Júlia Benavent descubrió la epístola de Gerp en su investigación sobre humanistas valencianos que tomó foma de libro bajo el título 'Biblioteca Dispersa. Manuscrits i incunables valencians dels segles XIV al XVII'. En esta investigación preliminar, editada por la Diputación de Valencia en 2007, Benavent recuperó 79 autores valencianos de los siglos XIV al XVII en bibliotecas de Europa y América.

Uno de los autores más importantes es Bertomeu Gerp, estudiante de medicina en Bolonia, donde también fue profesor. Con esta Epístola, según asegura Benavent, 'De situ paradisi et die passionis Christi et mense creationis mundi', Gerp participó en el apasionante debate del siglo XV en torno a la existencia y el lugar del Paraíso.

Júlia Benavent es profesora de Filología Italiana de la Universitat de València. Entre sus obras destacan los estudios sobre los siglos XV y XVI. Algunos de sus títulos publicados son las biografías antiguas de Fra Girolamo Savonarola, Savonarola y España, Actos del proceso de Giordano Bruno. Actualmente prepara la edición del Epistolario de Antonio Perrenot de Granvela y los poemas inéditos sobre César Borja. Josep Lluís Teodoro es profesor de la Universitat de València y estudioso del humanismo.

Archivado en: