El Instituto Arqueológico Alemán dice que el polígono Soria II 'amenaza' la integridad de Numancia

Soria | EFE 09/05/2008

El Instituto Arqueológico Alemán (DAI) ha afirmado que las instalaciones proyectadas en el entorno del yacimiento de Numancia, especialmente el polígono industrial Soria II, en terrenos de la familia Marichalar, 'amenazan seriamente la integridad de un paisaje histórico'.

Asimismo considera que suprimen la posibilidad de futuras investigaciones sobre el entorno, según un comunicado de prensa difundido por la familia Marichalar, propietaria de los terrenos.

El DAI considera que 'es necesario defender el paisaje cultural de Numancia y su entorno con el fin de preservarlo para las generaciones futuras'. El instituto alemán considera que un próspero desarrollo económico de Soria y su región, por su propia naturaleza, evidentemente 'debe basarse en los intereses generales de la comunidad'.

'Sin embargo, y a juzgar por los planes de desarrollo urbanístico proyectado, estos afectan sensiblemente a la zona histórica de Numancia, concretamente a la parte noroeste del círculo defensivo, donde se suponía que se hallaba el campamento de Alto Rea', según el DAI.

A juicio del instituto alemán, 'cabe esperar por esta infraestructura grandes perjuicios en toda la zona sur del anillo que rodea Numancia y, concretamente, en el campamento llamado La Rasa'.

Por todos estos motivos el DAI advierte de que 'es urgente desaconsejar estos planes urbanísticos ya que toda la comarca que rodea Numancia y que constituye un conjunto histórico único, hoy por hoy está seriamente amenazado'.

La oposición del instituto arqueológico alemán se suma a la que ya han manifestado las Reales Academias de la Historia y de Bellas Artes de San Fernando, la Asociación Hispania Nostra, la Sociedad Española de Estudios Clásicos, el Institut Catalá de Arqueologia Classica y de 76 profesores de historia, geografía y arte de la UNED, y del Comité Nacional Español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS).

Este rechazo, a su juicio, está fundamentado en que la construcción de un gran polígono industrial entre Numancia y Soria afectará a un conjunto de siete bienes de interés cultural, como el propio yacimiento y el Cerco Romano de Garray; el Casco Antiguo de la Ciudad, Margen Izquierda del río Duero; Claustro de la Iglesia de San Pedro; Iglesia Con catedral de San Pedro; Iglesia y Claustro de San Juan de Duero, entre otros.

Archivado en: