Descubren las escaleras de acceso a la puerta principal del anfiteatro romano

Tarragona | EFE 26/11/2007

Las obras de emergencia que se realizan desde el año pasado en el anfiteatro romano de Tarragona, construido a principios del siglo II dC y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, han puesto al descubierto las escaleras de acceso a la puerta principal del recinto.

La teniente de alcalde de Patrimonio del ayuntamiento de Tarragona, Rosa Rossell (ERC), ha presentado hoy en rueda de prensa el desarrollo de los trabajos arqueológicos realizados de emergencia por la empresa Cota 64 después de los desprendimientos de tierra que se produjeron en el año 2005.

Los terrenos en los que se ha trabajado estaban cubiertos de toneladas de escombros de unas casas derribadas durante la Guerra Civil, por lo que, según ha explicado el arquitecto responsable de la actuación, Miquel Balcells, estos escombros "se desmoronaban", lo que "ha complicado mucho las obras".

Estas obras han puesto al descubierto una serie de seis escalones que daban acceso a la puerta de entrada del anfiteatro, cuya forma es la de una elipsis de 130 x 102 metros que describe un área central (arena) donde se desarrollaban los juegos.

Según ha explicado Rossell, se han recuperado cinco de estos seis escalones de "grandes dimensiones", ya que uno de ellos "posiblemente se retiró durante la construcción de un muro de contención para impedir el desprendimiento de los escombros depositados en la zona".

La escalinata da acceso a la puerta 'triumphalis', que se cree que era la de acceso a la procesión inaugural de los distintos espectáculos que se celebraban en el anfiteatro, mientras que la puerta 'libitinensis' era la de salida de los cuerpos muertos.

En este sentido, Rossell ha destacado "la importancia histórica del hallazgo", porque "corrobora lo que ya creían los arqueólogos, que el acceso principal al anfiteatro -cuya función principal era la celebración de las luchas entre gladiadores y con fieras salvajes- se realizaba desde el Paseo de Las Palmeras".

Los trabajos arqueológicos, que se han realizado en dos fases y han conllevado una inversión de unos 450.000 euros, estarán finalizados antes de final de año, ya que el 21 de enero de 2008 el recinto acogerá actos del Año Jubilar, ha explicado Rossell.

El objetivo es complementar esta actuación provisional con los trabajos de acondicionamiento, accesibilidad y ajardinamiento del espacio, unos trabajos que, si se consigue la dotación presupuestaria necesaria, podrían comenzar a finales del próximo año.

Durante la ejecución de estas obras el anfiteatro se ha mantenido parcialmente abierto al público.

Por otra parte, Rossell ha explicado que el ayuntamiento de Tarragona prevé llevar a cabo un proyecto de museización de todos los monumentos incluidos en la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Además, existe un plan director de murallas que "pronto haremos público", ha añadido.

Archivado en: