Una nueva necrópolis romana revela la tendencia a la incineración en los siglos I y II

C. Martín | Antequera (Málaga) www.diariosur.es 10/10/2007

En 1985 había 15 yacimientos de época romana en Antequera. Hoy hay más de 180 debido, en gran parte, a las obras de grandes infraestructuras. El último que se ha excavado ha sido la necrópolis romana del Cortijo San Juan, que descubierta en 1998 ha sido delimitada por las obras de la A-45, que la afectaba parcialmente.

Aunque su superficie sea de 12 hectáreas, la excavación arqueológica de carácter preventivo sólo se ha efectuado en un 15 por ciento de la superficie. Con ella se han documentado 99 enterramientos, de los cuales sólo cuatro son inhumaciones y el resto incineraciones. Todos de los siglos I y II.

El estudio de esta necrópolis, junto a otras como la de las Maravillas o la de La Quinta, ha proporcionado nueva información sobre los ritos funerarios de quienes vivieron entre el siglo I a.C. y VI d.C. Hasta finales del s. V no se han localizado en Antequera influencias religiosas, por lo que los expertos entienden que los rituales los ponía de moda el Imperio Romano. Así, en los primeros dos siglos de la era cristiana lo habitual era incinerarse, mientras que a finales del siglo II comenzó la tendencia a la inhumación.

En las tumbas se han hallado restos que indicaban la celebración de banquetes tras la muerte de un ser querido, cuya esperanza de vida podía ser de 45 años si era mujer o de 40, si era hombre. Además, los ajuares ponen de manifiesto la posición económica del difunto, que normalmente tras incinerarse se enterraba con una moneda para Caronte.

Archivado en: